Al momento no se tiene claro cuáles parques se verán afectados, ni los portavoces de Walt Disney World, en Orlando, emitieron declaraciones adicionales. (Archivo)

La noticia se esperaba pero de todas maneras cayó como balde de agua fría. Esta tarde Disney Parks en un escueto anuncio, confirmó que despedirá 28 mil empleados, por los efectos de la pandemia del COVID-19.

Josh D’Amaro, Chairman de Disney Parks, Experiences and Products, dijo a través de la cuenta oficial de Twitter, que esta medida fue tomada debido al impacto prolongado del COVID-19 en el negocio y a la contínua incertidumbre sobre la duración de la pandemia.

“Hemos tenido que tomar esta difícil decisión de empezar a reducir nuestra fuerza laboral, en el segmento de parques, experiencias y productos, que impactará a empleados de todos los niveles. Se afectarán aproximadamente 28,000 empleados domésticos, de los cuales 67% son part time”, dijo D’Amaro. Además indicó que se están comunicando con los empleados y con las uniones que representan a aquellos que son unionados.

Entre las medidas que citó para tomar la decisión estaban la capacidad limitada de visitantes que aceptan en los parques que se han reabierto, debido a la necesidad de distanciamiento social y el cierre de Disneyland, California, donde no han podido reabrir.

El ejecutivo dijo que por los pasados meses se han visto obligados a tomar varias medidas y hacer ajustes, y que a pesar de lo difícil de la decisión de hoy, creen que los pasos que están dando les permitirá resurgir de una manera más efectiva y eficiente.

“Nuestros Cast Members, (como llaman a los empleados), siempre han sido claves para llevar con éxito experiencias de clase mundial a nuestros visitantes, y esperamos que en el futuro podamos brindarles oportunidades para regresar”, explicó.

Al momento no se tiene claro cuáles parques se verán afectados, ni los portavoces de Walt Disney World, en Orlando, emitieron declaraciones adicionales.

Los parques de Walt Disney World cerraron en Orlando desde marzo, y reabrieron en junio, todos con capacidad limitada, horario también limitado y eliminando una serie de experiencias populares entre los visitantes, como los encuentros con personajes, desfiles y fuegos artificiales.

Sin embargo han sido muy efectivos y han contado con el apoyo del público que los ha visitado, ofreciendo otra serie de experiencias como actividades de Halloween en Magic Kingdom y el Festival Internacional de Vinos y Comidas en Epcot, con adaptaciones a la “nueva normalidad”.

Walt Disney World es el principal empleador en Orlando, pero también otros parques, como Universal Orlando Resort, SeaWorld y Legoland, han tenido que reducir la cantidad de empleados, también por el COVID-19.

Aunque la Florida entró en la Fase 3 de reapertura, por orden del gobernador Ron DeSantis, todos los parques de Orlando hasta el momento continúan requiriendo el uso de mascarillas y limitando la entrada de visitantes.

Los ejecutivos de los parques no han hecho comentarios ni modificaciones a las medidas que tomaron previamente para la reapertura en junio.