Uno de los principales errores al alquilar una propiedad para vacacionar es dejarse llevar solamente por las fotos.
Uno de los principales errores al alquilar una propiedad para vacacionar es dejarse llevar solamente por las fotos. (Shutterstock)

Los alquileres de casas, apartamentos o habitaciones se han puesto de moda en los pasados años, razón por la cual aplicaciones como Airbnb, Vrbo, TurnKey Vacation Rentals y Booking.com, entre otros han tenido un crecimiento increíble. Con la llegada de la pandemia, son muchas las personas que han tomado en consideración este tipo de estancias para evitar el tener que quedarse en un hotel con la compañía de más turistas.

Sin embargo, a pesar de que la búsqueda y eventual alquiler podría parecer fácil, si no se haces bien todo el proceso de investigación, te podrías llevar sorpresas desagradables, que podrían aguar toda la experiencia. Recientemente, la revista Travel and Leisure publicó una serie de recomendaciones que te ayudarán a terminar con una estancia al nivel de tus expectativas.

1. Entender mal la ubicación

Muchas de las plataformas de alquiler no ofrecen la ubicación exacta donde está ubicada la propiedad hasta una vez hayas reservado. Es por eso que es importante asegurarte de verificar la descripción de la ubicación del alquiler y qué tan cerca está de las atracciones que deseas visitar. No es lo mismo estar “a pasos de la playa” que estar “a solo minutos de la playa”. Por tal razón, comunícate con el anfitrión y que te expliquen detalladamente la localización.

2. Dejarte llevar solo por las fotos

Aunque puede ser tentador reservar basándote solo en las fotos, tómate el tiempo para leer todo lo que la casa de vacaciones tiene para ofrecer. En ocasiones, las fotos de portada que te atraen puede que no sea de la propiedad, sino del área en que está localizada. Es posible que veas una foto de un atardecer en la playa, pero al investigar, te das cuenta que la casa queda a cinco minutos en auto de la playa.

3. Utilizar una plataforma desconocida para alquilar

EN los últimos años han aparecido un sinnúmero de plataformas de alquiler de propiedades a nivel mundial. Esto ha llevado a que se den casos de fraude y estafa en varios sitios webs desconocidos. Para evitar problemas, es preferible que utilices una empresa de administración de propiedades confiable o sitios web establecidos que tengan un proceso fiable para verificar los hogares y los anfitriones.

4. No leer las críticas más recientes

Los comentarios que escriben en las páginas de los alquileres, especialmente las reseñas recientes, pueden ser la fuente más reveladora de cómo será tu estadía. Es un error común no leer las reseñas con atención para asegurarse de que la propiedad es la adecuada, especialmente ahora con el estrés de las regulaciones de limpieza y recomendaciones de seguridad debido al COVID-19 que requieren que los viajeros sean más conscientes que nunca al seleccionar un alojamiento.

5. Esperar servicios que estén al nivel de un hotel

Muchas personas que se quedan por primera vez en una propiedad de alquiler tienen unas expectativas que quizás no sean reales. Es importante que la persona sepa que no tendrás servicio de limpieza todos los días y no te hacen la cama diariamente, por lo que establecer expectativas para todos los que se hospedarán es muy importante.

6. No estudiar las amenidades

En respuesta a la pandemia, algunos anfitriones y administradores de propiedades han limitado las amenidades que ofrecen en el alquiler vacacional, incluyendo ropa de cama adicional, condimentos y café, entre otros. Saber este tipo de información antes de salir de vacaciones lo ayudará prepararse mejor, para saber qué tiene que llevar consigo o qué le va a hacer falta.

7. No dejar saber tus problemas durante la estancia

Un error común es esperar hasta después del viaje para quejarse o plantear problemas que hayas tenido durante tu estadía. Si al hacer el ‘check-in’ encuentras algún problema, comunícate con el propietario de inmediato, para ver si pueden resolverlo. Esto puede ayudar a que tengas una estancia más feliz.

8. No seguir las reglas

Las casas o apartamentos que se alquilan tienen reglas sobre la ocupación, los requisitos de edad mínima para el arrendatario principal o si se permiten mascotas. Es por eso que debes comprender las reglas de convivencia que estás aceptando antes de reservar para evitar incurrir en cargos adicionales o perder tu depósito. Los viajeros deben prestar especial atención a las restricciones en el área circundante a donde se hospeden, al igual que dentro de la propiedad.

9. Olvidarse de compartir las reglas con el resto del grupo

A menudo, la persona que realiza la reserva sabe lo que está sucediendo y todas las reglas de la propiedad, pero las personas que los acompañan no saben realmente lo que está sucediendo y pueden romper una regla sin querer. Asegúrate de que todos tus invitados conozcan las reglas.

10. Ignorar las políticas de cancelación

Es muy importante de leer y comprender las políticas de cancelación antes de reservar una propiedad de alquiler, especialmente a medida que la situación del COVID-19 continúa evolucionando. Muchos propietarios han adoptado políticas de cancelación más tolerantes para brindar a los viajeros más flexibilidad si necesitan cambiar sus planes.

11. No hacer el “check out” de manera adecuada

Cada alquiler vacacional tiene diferentes reglas al momento del “check out”, así que asegúrate de leerlas bien. Es posible que no tengas que lavar las sábanas y hacer la cama antes de irte, pero el propietario podría pedirte que llenes y pongas a trabajar el lavaplatos o que pongas en su lugar original los muebles que hayas movido.