Uno de los principales atractivos del lugar son sus canchas en arena para practicar voleibol de playa. (Suministrada)

La cuna del voleibol en Puerto Rico es el municipio de Naranjito. “El nido del chango”, como se le conoce, alberga 23 campeonatos siendo la franquicia deportiva con mayores títulos en la isla.

Naranjito también se distingue por una popular ruta gastronómica de restaurantes y chinchorros que sazonan el paladar de miles de personas que recorren cada fin de semana la zona. Combinar el deporte, la comida y el disfrute de la naturaleza al aire libre resulta una fórmula perfecta para un nuevo espacio en este pueblo de la montaña.

Con esto en mente nació PasaTiempo, un espacio que ofrece una experiencia deportiva y de actividades físicas en medio de una finca que en total comprende más de 40 cuerdas de terreno que componen la Hacienda Entre Ríos.

PasaTiempo es de esos lugares que sorprenden. Desde la carretera 152 en dirección de Naranjito a Barranquitas jamás uno imaginaría que en el campo se pueda jugar voleibol de playa, baloncesto y mini fútbol en un mismo lugar.

Desde la carretera principal no se puede divisar el espacio diseñado para actividades físicas, deportivas, celebraciones de cumpleaños y aniversarios o para degustar un plato de la gastronomía puertorriqueña o venezolana, junto a tu bebida predilecta.

PasaTiempo alberga canchas deportivas que se utilizan bajo alquiler de una hora para grupos pequeños o para equipos completos, sumado a un área de juegos pasivos para los niños. Todo al aire libre y rodeado de árboles.

Al llegar al lugar dos canchas de arena para practicar voleibol reciben al público. En esa misma área se puede jugar mini soccer. Cuatro gazebos se ubican en la zona, dos de ellos para alquiler de actividades y el resto como gradas para presenciar alguna competencia o simplemente relajarse saboreando un mojito o el trago de su predilección. Pero si usted piensa que para poder asistir tiene que ser un empedernido deportista o conocer quiénes conforman o conformaron la dinastía del equipo de Los Changos de Naranjito, sepa que no es necesario, ya que el lugar igual recibe visitantes que simplemente llegan a disfrutar de un buen rato en el campo, lo que es idóneo para todas las generaciones.

PasaTiempo es propiedad de Juan Carlos González, un dentista retirado, natural de Naranjito que deseaba dejar un legado a su pueblo. En medio del retiro se le ocurrió crear un concepto que unificará a las familias mientras se realizan actividades físicas y a su vez festejar una ocasión especial al aire libre.

“Juan Carlos quería dejar un legado a su pueblo. Naranjito se le conoce por la fiebre del voleibol. Pensando en eso nace la idea de las canchas de arena para voleibol con el fin de que puedan traer a sus niños sin tener que viajar largas distancias en un lugar seguro, en el que se promueve el deporte en familia. En la montaña no existe un lugar como este que combine todo en un mismo espacio y nuestra cultura”, explica Javier Estrada, gerente del lugar.

La entrada de PasaTiempo es libre de costo, el cliente paga por lo que consume. Todos los juegos pasivos que incluyen columpios, peregrina, Tic-tac-toe también son de libre costo. Sí hay un costo por el uso de las canchas de voleibol y baloncesto, la terraza y algunos gazebos para las actividades privadas. El costo de las canchas es de $20 por hora.

El local cuenta con dos concesionarios de comida, uno de gastronomía criolla que incluye carne frita, carne ahumada, hamburgers, y el otro de antojitos venezolanos como las arepas rellenas, tequeños y cachapas.

PasaTiempo abrió sus puertas en febrero del 2020 con una inversión que sobrepasó los $100,000 y en menos de un mes tuvo que cerrar operaciones ante el decreto de la cuarentena por la pandemia de COVID-19. Para la administración fue un momento de incertidumbre y frustración ya que 17 personas quedaron desempleadas y al estar recién contratados recibir las as ayudas federales designadas ante la pandemia fue cuesta arriba.

“Abrir a semanas de la cuarentena fue duro por tratar de recibir las ayudas. Cuando abrimos teníamos todo reservado hasta julio para juegos y actividades privadas, porque se puede alquilar la terraza y los gazebos para cualquier actividad, y todo se canceló” , rememora el gerente.

En diciembre del año pasado reabrieron sus puertas y sumaron una nueva atracción. Se trata de un recorrido en un camión militar por la finca en la que también se ubica el nuevo restaurante Calichi.

El lugar ha tenido una gran acogida por ser un espacio amplio al aire libre y ser una alternativa para cada miembro de la familia pueda disfruatr en medio de los reajustes y la realidad de vivir con una pandemia.

Protocolo de COVID-19 al pie de la letra

Aunque el lugar es abierto se respetan las medidas de seguridad contra el COVID-19 que incluyen distanciamiento físico entre las mesas y sombrillas. Asimismo al llegar los visitantes entran a un túnel de desinfección.

“Queremos que PasaTiempo sea un lugar donde toda la familia se divierta con seguridad y dedicando tiempo a lo que realmente es importante. Esta pandemia nos has mostrado que la familia es lo más importante y aquí tienen ese lugar para pasar tiempo juntos” , concluye Estrada.

Para reservar alguna de las canchas o áreas de actividades privada debe acceder a las redes sociales del lugar.

💬Ver comentarios