Una de las calles al costado de la plaza pública, sirvió de escenario para los artesanos del patio, quienes tuvieron la oportunidad de exponer sus respectivos trabajos.
Una de las calles al costado de la plaza pública, sirvió de escenario para los artesanos del patio, quienes tuvieron la oportunidad de exponer sus respectivos trabajos. (El Nuevo Día / Isabel Ferré Sadurní)

La alegría de la temporada navideña se dejó sentir este viernes en la plaza pública de Orocovis, a donde llegaron decenas de personas para participar de las actividades convocadas por el equipo de Somos Puerto Rico, de GFR Media.

El evento se caracterizó un amplio despliegue de artesanías, música, regalos, juegos y servicios gratuitos para la comunidad, entre estos, clínicas de salud y charlas dirigidas al bienestar financiero. Todo esto, enmarcado en las frescas temperaturas, propias de esta época.

Carmen Jiménez, de 69 años, confesó que, “esto es buenísimo pa’ Orocovis y le da vida al pueblo”.

“Vine con mi hermana y su esposo, que llegaron desde Naranjito. Esto está espectacular; la gente. Estamos bien contentos, porque, venir de otros lados a compartir con nosotros, los orocoveños, es una cosa espectacular. Me encanta”, resaltó la fémina, mientras observaba al barista Hianny Santana de Caracolillo PR.

Al otro lado de la plaza estaba don José Meléndez, que recién había recibido un “arbolito de ceiba”, del proyecto Crece Verde de First Bank.

El hombre de 88 años, natural del barrio Sabana, lucía contento.

“La actividad está muy bonita, muy buena”, esbozó.

La orocoveña Doris Jiménez, también cargó con un arbusto para su casa.

Somos Orocovis
Somos Orocovis (El Nuevo Día)

“Llevo una matita bien linda, que echa unas flores amarillas. Esto es bueno para el pueblo porque a veces, uno tiene que cambiar de rutina. Me gusta esta actividad”, manifestó Jiménez de 73 años.

Despliegue de artesanos

Una de las calles al costado de la plaza pública, sirvió de escenario para los artesanos del patio, quienes tuvieron la oportunidad de exponer sus respectivos trabajos.

“La actividad está muy buena. Aquí tenemos fragancias para el hogar, cremas corporales, aceites naturales, aceites para manchas, entre otros. En el renglón de artesanía en jabón saponificado y tejido”, sostuvo la artesana Jessica Meléndez, del barrio Botijas.

Mientras que Iris Rodríguez Ortiz, mostraba con orgullo el fruto de su trabajo artístico, pintado sobre sombreros, pamelas, gorras y camisetas.

“Me gustaba el arte desde pequeña, pero no fue hasta el 1985 que me fui a estudiar artes plásticas, comencé a pintar en cuadros, pero me motivó más este tipo de arte porque va a todas partes. La persona se lo pone, lo exhibe y atrae las miradas de todo el mundo.Ahora estoy envuelta también en las prendas de madera”, resaltó la artista y artesana de 60 artista plástica y artesana de 60 años.

Para Jeannel Jiménez, el evento representó una plataforma para vender sus creaciones, hechas de “joyería en semilla, joyería en piedra y amigurumi, que son los muñequitos tejidos a mano”.

“Ya se me fueron algunos”, comentó al hablar de la cosecha alcanzada.

“El Jíbaro” cantó

El destacado compositor y trovador orocoveño, Andrés Jiménez, “El Jíbaro”, compartió con su gente algunas décimas, tras participar del segmento ‘Un café en la plaza”.

A preguntas de la periodista Rosalina Marrero, el artista abrió el baúl de los recuerdos para contar cómo nació su amor por la música, inculcado por su madre, doña Felícita Hernández Díaz.

“En el arte, no solamente tienes que aprender cosas nuevas, sino, tienes que estar dispuesto a trascender cosas viejas. Tienes que evolucionar también en la medida que el mundo va cambiando, otra generación asume una presencia mayor y nuestros viejos se van yendo. La música sirve de ese instrumento, ese vínculo que enlaza aquellas generaciones nuestras, las generaciones que nacieron después, y los jóvenes que hoy son parte también de lo que es la música”, expresó.

“Para mí, me tocó ese trabajo de a través de varias generaciones, llevar la voz campesina, la voz de la música autóctona de nuestro país. Eso ha sido para mí, la mayor satisfacción. Sé que hay muchos más que lo han hecho, pero a mí, me tocó esa tarea, de llevar la música de nuestros antepasados, de nuestros viejos, las experiencias, las costumbres a través de la música. Y, también, incorporar elementos modernos dentro de esa música”, resaltó.

Entre el público, estaba el actor puertorriqueño Braulio Castillo, hijo, quien llegó a Orocovis para “ver a Andrés. Yo soy fanático de Andrés de toda la vida”.

Igualmente, celebró la labor del proyecto Somos Puerto Rico, cuya “misión es crear conciencia y, GFR ha abrazado este proyecto de una manera como nunca antes se había hecho”.

“En la medida en que nos identifiquemos con este proyecto y queramos buscar más de la historia, de nuestra gente, estamos enfocados. Esa es la misión, crear conciencia de lo que tenemos, de lo que somos, de qué estamos hechos, cómo se diferencia cada municipio de otro. Esas son cosas muy lindas”, concluyó.

💬Ver comentarios