Una bióloga de este refugio de vida silvestre en Yauco nos explica.

Yauco - Dentro de la diversidad de recursos naturales y puntos turísticos que ofrece Yauco, se encuentran aventuras como el Pico Rodadero, el charco Santa Clara o el charco Piazza. Pero, si eres de los que prefieren pasar un día relajado, observando la pacífica naturaleza y disfrutando de una buena lectura -que solo será interrumpida por el cantar de los pajaritos-, el Refugio de Vida Silvestre Embalse Luchetti es el lugar ideal para ti.

Este embalse fue construido en el 1952 por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), proyecto que estuvo a cargo del ingeniero Antonio Luchetti, con el propósito principal de proveer riego, controlar las inundaciones y generar energía. Se alimenta de las aguas del Río Yauco y sus tributarios, cubre unas 100 cuerdas y su profundidad máxima es de 150 pies. Está interconectado con los embalses Castañer y Susúa por tuberías subterráneas.

“Es uno de los embalses más pequeños pero de los más importantes, ya que tiene el sistema hidrológico del suroeste que lleva agua para riego hasta el valle de Lajas y ayuda también para la sostenibilidad del Refugio (de Vida Silvestre) Iris Alameda, en Cabo Rojo, y la Reserva Natural de la Laguna Cartagena”, explicó la oficial de manejo de la reserva natural, Gretchen Cordero Rodríguez.

El el cuerpo de agua de Yauco está la lobina, que es como pez de pesca deportiva.
El el cuerpo de agua de Yauco está la lobina, que es como pez de pesca deportiva. (XAVIER GARCIA)

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales se encarga del área recreativa y de la pesca, pues además de recibir pescadores aficionados, en el lago se celebran un promedio de 24 torneos de pesca cada año. En esta reserva conviven múltiples especies de peces y aves, entre ellos la jicotea, una tortuga puertorriqueña en peligro de extinción.

“Aquí hay diversas especies que se introducen con un propósito. Está la lobina, que es como pez de pesca deportiva. Hay tres tipos de tilapia que se utilizan para el control de las hierbas acuáticas y tres tipos de chopa, también están las sardinas, que se utilizan como peces de forraje, que son alimentos para otros peces. Hay otros peces que se introducen de forma ilegal por personas que los liberaron en el embalse y se han multiplicado, como el diablito rojo y el pleco, que lo conocen como ‘el chupa pecera’. Estos, al ser introducidos de forma ilegal, pueden afectar a los otros peces, y el pleco, ocasiona erosión del terreno”, detalló la bióloga.

Desde el lago se pueden observar alrededor de 37 aves. Entre ellas se encuentran el San Pedrito, el mucarito, el pelícano pardo y el pájaro carpintero. Dentro del lago se permite el uso de kayaks y de embarcaciones pequeñas. Las facilidades cuentan con rampas de acceso al embalse, bohíos con merenderos, áreas de acampar, veredas, centro de información, oficina y baños.

Ya sea para pescar o solamente para disfrutar del verdor y del canto de las aves, este lugar resulta paradisiaco.
Ya sea para pescar o solamente para disfrutar del verdor y del canto de las aves, este lugar resulta paradisiaco. (XAVIER GARCIA)

“La puedes pasar bien con tu familia mientras pescas y aprendes de las diferentes aves de Puerto Rico. Puedes pasarla de forma tranquila… son unas facilidades que se encuentran en condiciones aptas para visitarlas”, recalcó Cordero Rodríguez.

El Refugio de Vida Silvestre Embalse Luchetti no solo se encuentra abierto para pasadías, sino que estudiantes de diversas universidades lo visitan para realizar trabajos de investigación. Actualmente, por ejemplo, se realiza un estudio para determinar la cantidad de población de la lobina. El horario de visitas para el público general es de lunes a sábado de 6:30 a.m. a 6:30 p.m. Los fines de semana que incluyen el lunes feriado, tampoco abren el martes.

Al detalle

  • Dirección: PR-128 Km. 12.3, Bo. Vegas, Yauco, 00698
  • Como llegar: En la PR-2, cuando se aproxime a Yauco, tome la salida 198 hacia la carreterra #128, continúe en esta ruta hasta llegar a la presa del embalse Lucchetti.
  • Tiempo: El trayecto de San Juan hasta la reserva es de unas dos horas
  • Para más información: 787-856-4887
  • La entrada es gratis
💬Ver comentarios