Jerry Batista, dirigente de la Selección Nacional de baloncesto femenino. (FIBA)

El dirigente Gerardo “Jerry” Batista no va a creer el histórico pase olímpico de la Selección Nacional femenina de baloncesto hasta que esté con el grupo en la cancha de Tokio, Japón, en unos cinco meses.

“Cuando esté ahí, hablamos”, reaccionó el mentor, soltando una carcajada.

En lo que sí está seguro el técnico es en el avance alcanzado por el baloncesto femenino puertorriqueño con la conquista el domingo del primer boleto a unos Juegos Olímpicos durante el Repechaje de FIBA en Bourges, Francia.

Como parte del Grupo A, Puerto Rico terminó tercero, con marca de 1-2, para hacer historia. En la llave, Francia (3-0) y Australia (2-1) también poncharon pasaportes para Tokio 2020, mientras que Brasil quedó fuera al despedirse sin victorias (0-3).

Antes de caer el domingo 89-51, las boricuas necesitan que las australianas vencieran a las brasileñas para no perder el sueño olímpico. El quinteto de Oceanía cumplió con un triunfo 86-72. En la jornada inicial el pasado jueves, Puerto Rico se creció al salir airoso 91-89 en tiempo extra contra Brasil, país que vio caer una racha de siete participaciones en las Olimpiadas.

“Estoy contento y orgulloso del esfuerzo del programa, del equipo. Es un paso firme en el plan de nosotros como programa. Nos hemos ido poniendo unas metas que poco a poco hemos cumplido”, expresó Batista a El Nuevo Día vía telefónica desde Bourges.

“Cuando yo empecé (como dirigente) fue la primera visión que tuvimos: queremos estar en los Juegos Olímpicos de 2020. Lo veíamos bien lejos hace cinco años. Pero, comenzamos un plan estructurado, una renovación ordenada del equipo. Unas metas alcanzables como ser el mejor de la región, posicionarnos mejor en las Américas y ser un digno rival de los equipos fuertes. El logro nos enseña que tenemos mucho trabajo por delante para seguir estructurando el baloncesto femenino del país, para no tener triunfos esporádicos y ser un equipo que siempre juegue bien. Bien orgulloso por la gesta”, agregó.

Puerto Rico llegó al torneo clasificatorio como el número 23 en el escalafón mundial de FIBA para enfrentar por primera vez a las potencias de Australia, número dos en el mundo, y Francia, en el quinto encasillado. Desde el saque, el rival más asequible era Brasil, decimoquinto en el planeta, debido a que el quinteto patrio venció al país sudamericano por la medalla de bronce en la AmeriCup de 2017.

“Le ganamos en 2017 sin sus jugadoras de NBA. Esta vez, fue otra cantar. Ganándoles ahora con sus jugadoras de NBA pues dice mucho de nosotros y que, a parte, a nosotros nos hicieron falta jugadoras. Te digo, este logro es un paso de avance a lo que nosotros queremos. Queremos estableces programa, que sea consistente. No queremos que el programa se caiga. Queremos seguir agregando piezas. Lo hemos hecho en los últimos años”, indicó Batista.

Puerto Rico jugó sin Sabrina Lozada por una lesión en el tobillo derecho y agregaron a Paola Crespo al igual que la veterana Yolanda Jones, quien se había retiado de la Selección.

Ante la tardanza de la llegada de jugadoras por sus compromisos en el exterior, el Equipo Nacional no pudo realizar fogueos de cara al importante clasificatorio.

Fuera de la alegría por el deber cumplido, Batista se mantuvo firme en continuar exponiendo al equipo frente a las mejores selecciones del mundo.

“Es exactamente lo que necesitamos. Salir a jugar con esos equipos para aprender, para desarrollarnos y avanzar como programa. Pensar que nos vamos a ganar a esos equipos es difícil. Estás bien adelantados y tienen jugadora de estatura que no tenemos. Estamos aprendiendo de este proceso para el futuro, que para mí es lo más importante”, sostuvo.

Júbilo entre las jugadoras

Entre las jugadoras, la armadora y capitana Pamela Rosado resaltó la valentía del conjunto para afrontar lo que quizás muchos vieron como una meta imposible.

“Es un orgullo enorme lograr lo que muchos desean que es estar en unos Juegos Olímpicos. Más que nada, agradecer a las nenas porque nunca se quitaron, porque trabajamos juntas para lograr el objetivo. Esto no comenzó aquí. Esto viene del 2017 y si nos vamos más hacia el pasado, en el 2010. El baloncesto femenino ha ido en aumento total y hoy se ve el fruto de todos esos años de dedicación, trabajo y esmero de cada una de nosotras”, declaró.

Rosado relató la extremada atención del combinado al encuentro entre Australia y Brasil, un partido aumentó la ansiedad del quinteto boricua mientras observaban en las gradas en espera de su choque contra Francia.

“Estamos todas orgullosas y agradecidas por todo lo que se hizo tanto fuera y dentro de la cancha. Somos una familia que se ha ido formando en los últimos tres años y esta es la ejecución que hemos logrado gracias a esa unión”, dijo.

De las boricuas, Jazmon Gwathmey fue incluida en el Equipo Todo-Estrella del torneo.

“Vinimos a pelear fuerte, peleamos cansadas pero nuestro corazón estuvo ahí. Nuestro pueblo debe estar muy contento por esto. Ahora podemos movernos después de esto porque a cada torneo que vamos jugamos mejor. Estamos emocionadas por Tokio y por lo que será”, expresó la jugadora en una conferencia de prensa del evento.

Planes futuros

En cuento a la preparación rumbo a Tokio, Batista informó que ya hay una gira en el exterior en los próximos meses para poner en forma al equipo hacia la gran cita olímpica.

“Nos vamos a reunir con Yum (Ramos, presidente de la Federación de Baloncesto local), con el Comité Olímpico para mirar qué podemos hacer. Ya tenemos una gira en junio (cuadrangular en Canadá) que tenemos confirmada. Lo ideal es tener el equipo el más tiempo posible junto, tener buenos fogueos, es lo que queremos, es lo ideal. Todo depende del dinero que tengamos”, detalló.

Rosado secundó a Batista sobre la importancias de ir preparadas a Tokio.

"Debemos tener varios fogueos. Creo que la preparación debe ser con tiempo. Ya en esa época no tendremos jugadoras en el exterior. Entiendo que todas van a estar todas en Puerto Rico así que espero que a finales de mayo podamos comenzar la preparación para darlo todo por Puerto Rico en las Olimpiadas", agregó.

Puerto Rico jugará en los Juegos Olímpicos junto a Estados Unidos, Canadá, Francia, Australia, Japón, Corea del Sur, España, Bélgica, Serbia, Nigeria y China.

El sorteo de grupos será el próximo 20 de marzo.

La Selección Nacional arriba a la isla el lunes a las 10:00 P.M.


💬Ver 0 comentarios