El escolta explica la jugada que le dio la victoria a Puerto Rico.

Guangzhou, China – Javier Mojica no podía pedir hoy, sábado, un mejor regalo de cumpleaños: vestirse de héroe al anotar el canasto de la sensacional victoria de Puerto Rico 83-81 ante Irán en el comienzo de la Copa Mundial de FIBA en el Grupo C.

Mojica cumplió 35 años en su debut en un certamen mundialista y tuvo el mejor partido con la Selección Nacional en un evento de envergadura. Con la pizarra igualada 81-81, Mojica tomó el balón en sus manos y marcó el canasto decisivo con apenas siete centésimas de segundo. Mojica, quien entró a la escuadra ante la ausencia de John Holland, lucía eufórico con el momento. No era para menos.

“Metí el balón en el clutch y me di el mejor regalo de  cumpleaños. Es increíble”, reaccionó Mojica a la conclusión del encuentro. “Ha sido el tiro más grande de mi carrera con la Selección Nacional. Nos dimos la oportunidad de ganar y lo logramos”.

Mojica fue clave en el avance de Puerto Rico en el periodo final, luego de estar abajo por 17 puntos en el comienzo del segmento. Terminó con ocho puntos y cuatro rebotes en 13 minutos.

Luego de que Irán igualara la pizarra con 4.4 segundos, el técnico Eddie Casiano solicitó un tiempo y organizó una última jugada para llevarle el balón a David Huertas, el líder de la ofensiva del conjunto con 32 puntos. Pero la jugada sufrió un ajuste en la marcha y terminó en las manos de Mojica. Y no hubo frío olímpico para él.

“Cuando vi que la bola no le llegó a Huertas y me llegó a mí, decidí atacar el canasto y hacer un tiro que he practicado mucho. Y gracias a Dios se metió. Fue un sentimiento brutal”, apuntó Mojica. “Demostramos que todo es posible. Nunca nos quitamos”.

Puerto Rico ahora necesita una victoria adicional para adelantar a la segunda ronda. El lunes jugarán ante España y el miércoles ante Túnez. “Estamos más cerca de la clasificación. Vamos por ella”, dijo Mojica.


💬Ver 0 comentarios