José Juan Barea vio esfumado el sueño olímpico para los Juegos de Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016. (GFR Media)

Si la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) decide celebrar los Repechajes Olímpicos en la rama masculina en el 2021, el armador José Juan Barea dirá presente en un último intento por alcanzar el anhelado boleto olímpico por primera vez en su carrera.

Con la posposición de los Juegos Olímpicos de Tokio para el 2021 debido a la emergencia con el coronavirus, se espera que los clasificatorios de baloncesto también se muevan de fecha para algún momento del próximo año.

Ayer, el presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, Yum Ramos, dijo que aguardaba por una notificación de la FIBA para conocer si los cuatro Repechajes –que estaban en calendario para celebrarse del 23 al 28 de junio de este año- también se efectuarán en 2021.

Puerto Rico tenía en calendario jugar en Belgrado, Serbia.

Barea, por su parte, dijo que su intención es sudar la camiseta nacional si este evento se lleva a cabo en el 2021.

“Todavía la puerta sigue abierta para continuar jugando con la Selección. Sigo con luz verde para jugar por Puerto Rico”, comentó Barea a El Nuevo Día desde su residencia en Dallas. “Creo que nunca me voy a retirar de la Selección… después de jugar me gustaría seguir en el coaching”.

Desde que debutó en el combinado adulto a mediados de la década de 2000 a Barea solo le falta participar en unas Olimpiadas. El seleccionado falló en obtener el pasaje a Pekín 2008, Londres 2012, y Río 2016. Y para llegar a Tokio el camino luce cuesta arriba, ya que el Repechaje de Belgrado presentará a otros cinco países peleando por un solo boleto, incluyendo a Italia y al anfitrión Serbia, subcampeón olímpico.

Barea espera que la FIBA tome la determinación de celebrar los clasificatorios y no otorgar los últimos espacios de acuerdo al ranking, tal y como se consideró en pasados días en caso de que las Olimpiadas se hubieran efectuado este verano.

Por ranking, Puerto Rico quedaba fuera de las Olimpiadas al ocupar el encasillado 16.

“Que la clasificación se decida en cancha. Es lo que me gustaría”, dijo el base de los Mavericks de Dallas.

Con 35 años, Barea atraviesa su decimocuarta temporada en la NBA, luego de acordar un contrato por una temporada con Dallas tras una cirugía en el tendón de Aquiles. Hace dos semanas, la NBA suspendió la temporada hasta nuevo aviso, cuando los Mavericks ocupaban la séptima posición en la Conferencia del Oeste camino a la postemporada por primera vez desde el 2016. Con una limitada participación en la temporada, Barea, en 26 partidos, presenta promedios de 7.5 puntos y 3.8 asistencias en 15.0 minutos por cotejo.

Le gustaría terminar la serie regular de la NBA

Al momento, la NBA aún se desconoce cuál será el futuro de esta campaña. Barea quiere pensar que la temporada no se suspenderá. Y dijo que si la acción se reanuda durante el verano debería culminar primero la serie regular antes de arrancar con la postemporada.

“Pienso que vamos a volver a jugar en algún momento del verano. Ya no quedaban muchos juegos para terminar la regular… como 15 juegos. Deberían jugarlos rápidos y empezar los playoffs”, dijo Barea, quien ganó un campeonato con los Mavericks en 2011. “Jugar en los playoffs sería una experiencia brutal para nuestros jugadores jóvenes, que no han tenido esa experiencia”, prosiguió el puertorriqueño al indicar que analizará su futuro en Dallas una vez concluya la campaña.

“En su momento se tomará una decisión”.

Contento por Salamán

A su vez, Barea comentó que le alegró la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) y del gobierno de Japón de posponer la cita olímpica hasta el 2021, porque una de las integrantes del Equipo Nacional femenino tendrá tiempo para recuperarse de una lesión y estar lista para jugar en Tokio.

Barea hizo referencia al caso de la armadora Dayshalee Salamán, quien se lesionó la rodilla en el clasificatorio de Francia y, originalmente, no podía jugar en las Olimpiadas de este verano.

“Me encantó que ‘Dinamita’ (apodo de Salamán) ahora va a poder jugar en las Olimpiadas. Eso me puso contento”, dijo.

Por el momento, Barea entrena diariamente en su residencia y comparte con sus dos hijos y esposa en medio de esta crisis mundial por el coronavirus.

“En la semana hago una rutina que los trainers del equipo me envían a través de una aplicación. Me mantengo haciendo algo de ejercicio y estoy con los nenes viendo mucha televisión”, contó Barea al indicar que la ciudad de Dallas también está en ‘cuarentena’ para evitar una mayor propagación de este virus.


💬Ver 0 comentarios