Para la veterana baloncelista de la Selección Nacional, ser natural de Quebradillas le aporta más amor por el baloncesto.

Pamela Rosado ha sido sinónimo del baloncesto femenino puertorriqueño por la pasada década. Ha sido protagonista en los momentos más brillante de la Selección Nacional como la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de Mayagüez 2010, la presa dorada en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y la primera participación del quinteto patrio en un Mundial en 2018.


💬Ver 0 comentarios