Los delanteros Devon Collier y Ramón Clemente, ambos del programa nacional, son dos de los canasteros con los que cuenta el nuevo dirigente de los Indios de Mayagüez, Tony Ruiz. (semisquare-x3)
Los delanteros Devon Collier y Ramón Clemente, ambos del programa nacional, son dos de los canasteros con los que cuenta el nuevo dirigente de los Indios de Mayagüez, Tony Ruiz. (GFR Media)

Cuando el gerente general de los Indios de Mayagüez, Franklin Román, le hizo una llamada a Tony Ruiz para preguntarle si estaba interesado en la posición vacante de dirigente, el técnico no lo pensó dos veces para asentir.

Después de todo, estaba en juego su retorno al Baloncesto Superior Nacional tras una ausencia de ocho años. Y el martes la nueva gerencia oficializó su contratación como dirigente de los Indios, que regresarán al BSN tras un año de receso en 2018.

“Estoy supercontento, superfeliz y superagradecido con la organización de los Indios por darme esta gran oportunidad. Es un gran grupo de profesionales que rescató a este equipo”, dijo Ruiz, quien durante su larga ausencia en el BSN se mantuvo activo en otras ligas del extranjero como Venezuela y República Dominicana. 

Ruiz, quien no dirigía en el BSN desde 2011, cuando estuvo al mando de la franquicia original de los Caciques de Humacao, tiene en su historial en esta liga un título con los Cangrejeros de Santurce en 2007.

“Tenía el deseo y anhelaba ya volver al BSN, a la liga. Siempre he dicho que hay que estar en el momento indicado en el lugar indicado”, contestó Ruiz cuando se le preguntó a qué atribuye su larga ausencia en el BSN. 

“Siempre que estaba acá (en la isla) me aparecían ofertas en Venezuela y en República Dominicana. Eso también me ayudó a madurar. Después de ese campeonato de 2007, uno no es la misma persona. O es la misma persona, pero más madura”, dijo sobre sí mismo.

Ruiz se inició en el BSN de asistente técnico, dando sus primeros pasos al lado de Raymond Dalmau en los Piratas de Quebradillas en 1997.

Según recordó, fueron 10 años al lado del Pirata Mayor. Pero en el ínterin tuvo varias experiencias como dirigente en propiedad, aunque siempre como suplente, incluyendo la temporada en que ganó su primer y único título del BSN con Santurce, en la que entró por Carlos Mario Rivera tras su despido. Y de tomar un equipo con récord de 2-9 en la temporada regular, lo llevó a la serie final y al campeonato.

No fue hasta 2008 que abrió su primera campaña como dirigente en propiedad, también con los Cangrejeros.

Fuera de la isla, tiene un campeonato y tres subcampeonatos. En Dominicana ganó en 2014 con los Metros, y viene de obtener el subcampeonato de 2018 con los Cañeros del Este. Un año antes también fue subcampeón en Venezuela con los Marinos. También tiene un subtítulo en Colombia de 2011.

Ruiz hereda en los Indios un núcleo de jugadores de renombre, como los delanteros Ramón Clemente y Devon Collier, ambos del programa nacional, y el armador Jezreel de Jesús. Todos estuvieron activos la pasada campaña con otros equipos durante el receso de Mayagüez, por lo que el técnico entiende que el mayor reto será aglutinar de nuevo al grupo junto a las figuras nuevas que se contraten.

“Creo queese es el reto más grande en el grupo. Pero todos estamos comprometidos y queremos hacerlo. Es una responsabilidad tener un equipo en Mayagüez. No es estar (en el torneo) por estar. Es estar para competir”, concluyó, sin adelantar aún cuáles serán las primeras movidas o contrataciones de jugadores tras su nombramiento, hasta que no conozca la disponibilidad de los jugadores nativos del quinteto para la temporada 2019.


💬Ver 0 comentarios