Derek Reese, de los Cariduros de Fajardo, firmó con los Panteras de Aguascalientes para regresar a la liga de México. (Gerald Lopez-Cepero)

A 15 días de que el Baloncesto Superior Nacional (BSN) decida si resumirá o no la temporada 2020, la preocupación entre los jugadores de la liga aumenta sobre si tendrán suficiente tiempo para ‘pescar’ un contrato en el exterior después de cuatro meses y medio de la paralización del torneo por la pandemia del coronavirus.

Unos de los canasteros que hizo público su frustración por no saber qué pasará con la competencia local fue Gilberto Clavell, delantero de los Santeros de Aguada, al publicar en Twitter un emoji de un reloj de arena, señal de que el tiempo de agota para tener alguna oportunidad de jugar este año en alguna competencia.

En la misma línea, Clavell retuiteó el mensaje del agente Christian Santaella, quien recomendó al BSN a aclarar el panorama para que sus clientes puedan buscar trabajo en el extranjero.

Santaella expresó ayer que, aunque no responsabiliza a la liga y a sus apoderados por la tardanza de una decisión final, sí espera que se haga un anuncio en los próximos días porque los mercados fuera de Puerto Rico prácticamente se están llenando con los fichajes de importados.

“Obviamente, es una situación bien incómoda para todas las partes. Pienso que no hay mala fe de la liga y ni de los dueños, jamás diría eso. Tienen dinero en juego por lo invertido en esta temporada porque nadie está a salvo de la pandemia. Al mismo tiempo, los jugadores sobreviven del baloncesto y es bien lamentable”, declaró Santaella a El Nuevo Día.

Santaella representa, entre puertorriqueños y estadounidenses, a unos 17 jugadores. “Ahora mismo, el 90 por ciento de las plazas en Latinoamérica y Europa están llenas. Pone a mis clientes en una situación precaria. Como agente, tengo que buscar lo mejor para mis clientes y tengo las manos atadas. Los clubes me preguntan por la situación de Puerto Rico y no les puedo mentir. Hay disputa por una carta de transferencia, porque no le haría sentido al club. Todos los equipos ponen un pero en ese tema”, agregó.

Las llamadas de los jugadores que representa Santaella son diarias para conocer el último detalle sobre el futuro del BSN. El viernes, conocieron que la nueva Orden Ejecutiva de la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, extendió prohibición de los deportes profesionales hasta el 15 de agosto, fecha que el BSN estableció para tomar una decisión.

Los jugadores con contratos en el BSN no pueden firmar con otros equipos, ya que necesitan la carta de transferencia.

Santaella espera que el BSN tome una decisión lo antes posible para tener una pequeña ventana que ayude a conseguirle trabajo a sus jugadores fuera de la isla si el organismo decide cancelar.

“Podría conseguirles trabajo a dos o tres jugadores. Si esperamos dos semanas más, te aseguro que todas las plazas afuera van a estar llenas”, indicó Santaella al agregar que el escolta Isaac Sosa, de San Germán, está próximo a firmar para jugar fuera de la isla.

En Europa, los puertorriqueños Gary Browne y John Holland anunciaron que participarán en las ligas profesionales de Italia y Rusia, respectivamente, pero ninguno tenía contrato en el BSN. En México, donde el torneo profesional (LNBP) anunció que jugará a partir del 10 septiembre al 6 de diciembre sin público con 12 equipos, el novato de Ponce, Georgie Pacheco, y el alero de Fajardo, Derek Reese, firmaron con las Panteras de Aguascalientes. De igual forma, el escolta David Huertas tiene contrato con Fuerza Regia.

Pacheco tampoco tenía un acuerdo en el BSN. Sobre Reese, el apoderado de los Cariduros, Félix “Felo” Rivera, dijo a El Nuevo Día que no tiene problemas en otorgarle la carta de transferencia a su canastero.

“Nosotros le dimos el permiso. La temporada allá termina en diciembre y nosotros acá no sabemos dónde estamos. El necesita ganar dinero. No tenemos nada y entiendo que era lo correcto dejarlo jugar. Si acá hacemos algo y jugamos, bregamos con la situación porque él es el caballo del equipo”, sostuvo Rivera.

Complicado en México

A pesar del atractivo de la liga mexicana, el agente José Paris recomendó a sus jugadores a no aventurarse a jugar en el país latinoamericano debido a los casos de COVID-19.

“No puedo recomendar a ninguno de los jugadores que vaya a México porque que está fuera de control. Las estadísticas y los números de casos y muertes están segundos después de Brasil. Pienso que se están arriesgando. Si lo quieres hacer y si la familia lo permite, pues es su decisión. Pero para que gane algo de dinero y yo también, no creo”, declaró París.

A nivel mundial, México está sexto en casos confirmados con 416,179 y cuarto en muertes con 46,000, según datos de la Universidad de Johns Hopkins.

“Como agente, tengo que velar por mis jugadores. Cómo uno se va a sentir como agente que un jugador que uno representa va un país y se enferma. Dios no lo quiera, se compliquen las cosas y muera. Uno no podría vivir con eso”, dijo París.

Santaella, por su parte, añadió que en México este año no parece una opción atractiva para jugar debido a la reducción de equipos participantes y a los contratos.

“El año pasado, había 16 equipos. Ahora son menos plazas. Como en Argentina no se está jugando, los argentinos se están yendo a México firmando bien barato. De $12,000 está firmando por $2,000. Yo no lo creía cuando me enteré. Todo está complicado. Muchos jugadores de aquí se van a quedar sin trabajo (si no se juega en Puerto Rico)”, señaló Santaella.

París también entiende que el BSN debe tomar una decisión próximamente.

“Deben tomar una decisión responsable para darle la oportunidad al jugador a que decida o no jugar fuera. No se puede esperar hasta el 15 ni extenderlo. La mayoría de las ligas afuera comienzan en septiembre y octubre ya estamos un poco tarde. Igual, se tiene que poner en la balanza la pandemia, que es algo que estamos viviendo todos por primera vez”, opinó París.

Recomendaciones de la Asociación

Para la Asociación de Jugadores y su presidente, el licenciado Ricardo Carrillo, la decisión está en el jugador si quiere irse a sudar al extranjero ante la incertidumbre con el BSN.

“Los jugadores se me han acercado y les he dicho lo siguiente: si tienes una oferta y no tienes contrato multianual en el BSN, decides lo que quieres hacer. Si te digo que no y después no hay torneo superior, te quedas sin una oportunidad económica. Que usen su criterio si se quedan o se van. También, si tenían un compromiso previo para jugare en el exterior después de la temporada regular del BSN, puedes optar por irte. La cuestión es con la carta de transferencia. No se puede negar por la incertidumbre del torneo”, dijo Carrillo.

Carrillo agregó que solo un puñado de jugadores ha consultado a la Asociación para tener recomendaciones y ninguno ha sido para jugar en México.

El presidente del BSN Ricardo Dalmau no estuvo disponible para reaccionar sobre el tema tras ser llamado por El Nuevo Día en varias ocasiones.