Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

(GFR Media)
(GFR Media)

En los últimos siete años, Carlos González siempre ocupó una silla secundaria en el cuerpo técnico de Quebradillas y de Guaynabo en el Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Para el 2016, González cambiará de lugar. Por primera vez se moverá a la silla principal de una dirección técnica. Y el debut será con los Brujos de Guayama.

“Llevo siete años como asistente y he trabajado con grandes coaches como Manolo Cintrón, Omar González, Carlos Calcaño, Leonel Arill y Rolando Hourruitiner, y he aprendido algo de todos ellos. Ya tengo mi propia filosofía y me siento capacitado para este reto”, aseguró González en entrevista con El Nuevo Día.

“Ahora Guayama me ha dado la oportunidad para trabajar con ellos. Pienso que la experiencia en República Dominicana (como dirigente de los Metros) me ayudó para que ellos me dieran la oportunidad. Tuve la bendición de ganar el campeonato con la ayuda de Peter John Ramos. Vieron que pude bregar con Peter, y pienso que fueron cosas que observaron y los llevó a tomar esa decisión”, agregó.

González inició como asistente de los Piratas en el 2009 y estuvo con la franquicia hasta el 2014. Fue parte del campeonato en el 2013 al lado del dirigente Carlos Calcaño.

En la pasada temporada, el aguadillano aceptó trasladarse a Guaynabo para asistir a Richie Dalmau.

Pero en el comienzo del torneo surgió una llamada de República Dominicana para dirigir a los Metros de Santiago y aceptó la oferta. Salió de Guaynabo y, posteriormente, alcanzó el título con los Metros en su primera experiencia en el exterior.

En Guayama, González ocupará el espacio de Juan Cardona, quien reemplazó al veterano Flor Meléndez en la parte final de la etapa regular.

González solicitó a Calcaño como asistente. Habló con él y el experimentado piloto accedió. La presencia de Calcaño, según González, le brinda tranquilidad.

“Lo primero es que es una persona leal y lo segundo es que es un coach con mucha experiencia. Tengo una excelente relación con él y sé que me ayudará mucho en el proceso”.

Obrero del basket

Con 31 años, González pertenece a la nueva generación de coaches del país.  Y en su caso va camino a convertirse en un obrero del baloncesto. Está dedicado de lleno a este deporte, cuando está consciente de la inestabilidad de esa posición.

“Manolo (Cintrón) me dijo una vez ‘si vas a trabajar en esto tiene que ser full time’”, recordó González al abandonar un trabajo en la Universidad de Puerto Rico Recinto de Aguadilla en el 2011.

“Este es mi oficio y hasta ahora me ha dado la comida. No me puedo quejar. He tenido trabajo en el baloncesto masculino y femenino. Sé que la situación del entrenador no es fácil, pero hay que tomar riesgos. Confío en mi capacidad y sé que puedo hacerlo. No hay que tenerle miedo al fracaso. Es parte de la naturaleza de este trabajo”, indicó el también exmentor de las Piratas en el baloncesto femenino.

En Guayama, González encontrará un grupo talentoso entre canasteros veteranos y jóvenes. Eric Rodríguez, Alejandro ‘Bimbo’ Carmona, Peter John Ramos, Darnell Hinson, Kevin Young y Andrés Torres figuran en el elenco. Guayama viene de eliminarse ante los Capitanes de Arecibo en los cuartos de final en cinco juegos.

Claves los refuerzos

González entiende que la selección de los tres refuerzos será crucial “para complementar el núcleo de jugadores nativos en el equipo”.

“Los últimos refuerzos de este equipo no fueron malos, pero no complementaban el grupo. Era un grupo talentoso, pero no encajaba como equipo. Ahora será clave buscar esas piezas que se complementen con los nativos que tenemos”, señaló González al adelantar que el delantero Al Thornton no estará en los planes del conjunto.