Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Dayshalee Salamán (al centro) demostró sus dotes como bailarina.
Dayshalee Salamán (al centro) demostró sus dotes como bailarina. (David Villafañe Ramos)

El momento de desconcierto que se vivió anoche en el coliseo Roberto Clemente, de San Juan, cuando se registró un apagón al final del partido por la medalla de oro entre Puerto Rico y Estados Unidos en el torneo AmeriCup femenino fue transformado en una situación de camaradería deportiva y complicidad cuando las jugadoras de ambos quintetos se enfrascaron en un singular duelo de baile en medio de la cancha.

💬Ver comentarios