El boricua sufrió un trágico accidente automovilístico que le provocó daños neurológicos permanentes y acabó con su carrera de baloncesto

Loíza.- Los ojos del exjugador Ramón Ramos se iluminaron cuando vieron al dirigente Brad Greenberg entrando a la sala de su hogar en la urbanización Santillana del Mar en este municipio costero.

💬Ver comentarios