Juan Cardona en 2018 como dirigente en el BSN. (teresa canino rivera)

Juan Cardona asegura estar en paz después de darle pausa a su sueño en el baloncesto colegial de División I de la NCAA.

El pasado verano, el dirigente puertorriqueño dejó su puesto como asistente técnico del equipo de la Universidad de Mercer para aceptar un trabajo como mentor del quinteto de “Miami Prep School”, trabajo ofrecido por su mentor Arturo “Pilín” 'Álvarez.

En abril de 2019, Cardona fue anunciado como parte del cuerpo técnico del mentor Greg Gary después de trabajar tres años como entrenador a nivel de escuela superior en Miami Christian. Con la contratación, se convirtió el único boricua nacido y desarrollado en la isla que figuraba como asistente en un programa de baloncesto de primera división de Estados Unidos en el pasado torneo. Apenas fue el segundo en la historia, detrás del veterano Wilo Colón, quien trabajó en una ocasión con Valparaíso.

Tras una temporada con los Bears, quinteto que acumuló marca de 17-15 en la Conferencia Sureste antes de las cancelaciones en el baloncesto colegial debido a la pandemia del COVID-19, Cardona extrañó sus raíces como desarrollador de talento y decidió regresar a Miami para tomar el puesto ofrecido por Álvarez.

Juan Cardona, Pilín Álvarez y los Miami Tropics

“La decisión fue fácil”, dijo Cardona a El Nuevo Día vía telefónica.

“Álvarez es como mi segundo padre, mi mentor. Hemos tenido éxito juntos. La oportunidad de Miami Tropics me intrigó. La única pregunta que tuvo a Álvarez fue que si se podría dar la oportunidad de volver a la División I y la constestación fue más fácil. Eso fue lo que pasó. En el ambiente que estoy ahora, mi familia está a gusto”, indicó sobre su decisión de volver a Florida.

Con la experiencia adquirida en Mercer, Cardona entiende que se le hará más fácil ahora preparar a los jóvenes a alcanzar las metas y sueños del baloncesto colegial.

En una temporada con Mercer, Cardona experimentó el día a día sobre cómo los programas de la NCAA delinean sus estrategias para cazar talentos.

“En Mercer ya vi de lo que se trata. Es mucha información. Las reglas, las fechas, lo que se puede hacer y no se puede. Aprenderse y hacer el calendario de reclutamiento, cuándo puedes hablar con los chamacos o no, qué es lo que mira cada staff cuando miran las listas. Por cada posición, hay cinco chamacos atrás pendiente. Si el que está arriba tiene éxito, se van tachando los chamacos y van subiendo otros. Si el que tienes arriba está convencido de que quiere venir a tu universidad, pues los otros prospectos se caen”, relató.

Pese a su salida, Cardona --con experiencia en la dirección en el Baloncesto Superior Nacional (BSN)-- aseguró que dejó las puertas abiertas con Mercer.

“Fue tremendo. El coach Gary fue tremendo, y su familia. Son tremendos profesionales. Ellos venían de una temporada bien mala y tuvimos una temporada ganadora. Pero, uno quiere lo mejor para uno y para tu familia, en lo que uno cree. Si no estás 100 por ciento seguro, no estás siendo la mejor versión de ti. No es que me sacaron, es una decisión que como líder quise tomar. Estamos donde queremos estar”, declaró.

El quinteto de “Miami Prep School”, a cargo de Cardona, tienen marca de 4-0 en esta temporada.

“Estamos jugando bien. Tengo como a siete jugadores con talento de División I. Es un proyecto que va a seguir creciendo. Estoy más que contento”, apuntó.