El presidente federativo Yum Ramos ya comenzó a mover sus fichas en su intento por reorganizar el organismo. (GFR Media)
Yum Ramos, presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico.

Aunque reconoce que es difícil, el presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, Yum Ramos, contempla pedir la sede de la segunda ventana clasificatoria al torneo AmeriCup a finales de noviembre para jugarla en la “burbuja” que producirá el Baloncesto Superior Nacional (BSN) en el hotel Wyndham de Río Grande.

El pasado 18 de septiembre, FIBA aprobó celebrar la segunda ventana del clasificatorio del 26 al 30 de noviembre en formato de “burbujas”. La Selección Nacional tiene en agenda enfrentar a Bahamas el día 27, y a México el 30, de dicho mes. La sede original iba a ser el coliseo Roberto Clemente antes del inicio de la pandemia del COVID-19.

No obstante, los compromisos confligen con la reanudación del torneo 2020 del BSN, que se celebrará del 10 de noviembre hasta el 22 de diciembre en Río Grande. Parte de la matricula del Equipo Nacional juegan en el torneo local.

“Estamos viendo todas las alternativas” dijo Ramos a El Nuevo Día.

“Todavía no hay nada. Estamos en conversaciones con el BSN, el gobierno y FIBA. Pero, jugar en la “burbuja” sería un plus. De poder hacerlo, tenemos que ver en plan salubrista, si va a la par con FIBA”, agregó.

Seguimos evaluando, pero está bien complicado. Aquí en Puerto Rico estamos en un repunte de casos. Hay que ser responsables con la salud. Quien único ahora mismo tiene la capacidad para celebrar estas “burbujas” es Estados Unidos, además de los requisitos y costos

Yum Ramos / Presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico

FIBA presentó un documento de 18 páginas a las federaciones en el cual detalla los protocolos a seguir durante las ventanas. En un apartado, establece que las naciones participantes deben guardar 10 días en cuarentena y someterse a dos pruebas moleculares antes de entrar a una “burbuja”.

El BSN aún no ha hecho oficial su protocolo de salud para el torneo. El documento es trabajado por un grupo de médicos encabezados por el cardiólogo Luis Molinary, con la asesoría del exmonitor federal de la Policía y excoronel del Ejército de los Estados Unidos, Arnaldo Claudio.

Primero, inspeccionó y aprobó el salón de conferencias Río Ballroom del hotel para que cumpla con los requisitos deportivos, médicos y de producción de televisión.

Ramos agregó que un posible obstáculo serían los costos que Bahamas y México tendrían que asumir para jugar en la Isla ya que deben cubrir pasajes, alojamiento y transportación si FIBA aprueba la “burbuja” del BSN para la segunda ventaja.

Gary Browne de Puerto Rico lleva el balón en el partido contra México por las eliminatorias del Mundial de básquetbol. (AP)
Gary Browne podría ser uno de los jugadores que pueda vestir el uniforme nacional durante esa ventana.

"Seguimos evaluando, pero está bien complicado. Aquí en Puerto Rico estamos en un repunte de casos. Hay que ser responsables con la salud. Quien único ahora mismo tiene la capacidad para celebrar estas “burbujas” es Estados Unidos, además de los requisitos y costos", expresó.

Puerto Rico tiene marca de 0-2 en el Grupo D luego de dos derrotas en febrero contra Estados Unidos. Canasteros de la Selección Nacional como Gary Browne, Isaiah Piñeíro, Iván Gandía, Gian Clavell, Dereck Reese e Isaac Sosa está activos en torneos del exterior. El dirigente Eddie Casiano está a cargo de los Piratas de Quebradillas en el BSN.

Posiblemente el seleccionado que represente a Puerto Rico en esa ventana tendrá que ser conformado por jugadores que estén activos en ligas internacionales porque los demás estarán activos en el BSN.