Bradley Beal (izquierda) de los Wizards de Washington y Chris Paul de los Suns de Phoenix se saludan durante un partido de la NBA. (Nick Wass)

El rastreo de contactos de los Suns de Phoenix y los Wizards de Washington obligó a que la NBA pospusiera tres partidos más el miércoles, con lo que el total de esta semana ascendió a ocho en la liga.

Asimismo, la NBA reveló el miércoles que 16 jugadores —por mucho la mayor cantidad en una semana desde que se abrieron los campamentos de prácticas— arrojaron resultados positivos de coronavirus en las pruebas de diagnóstico del 6 de enero al martes.

Se realizaron análisis a 497 jugadores, por lo que el número de positivos constituye una proporción del 3.2%.

En las cinco semanas anteriores combinadas, sólo 15 jugadores dieron positivo. Pero incluso el índice actual está por debajo de aquél con el que tuvo que lidiar la NBA en el comienzo de los campamentos, cuando se detectó a 48 jugadores infectados antes de que los entrenamientos pudieran comenzar formalmente en toda la liga.

El cotejo del miércoles, en el que Phoenix recibiría a Atlanta, se pospuso, lo mismo que el encuentro pactado para el viernes, en que los Suns recibirían a Golden State. Quedó postergado también el duelo del viernes, en que los Wizards iban a jugar en casa de Detroit.

En todos los casos, el motivo fue que los Suns y los Wizards carecían de jugadores suficientes en condiciones de participar.

“Evidentemente, ésta no es la temporada típica de la NBA a la que estamos acostumbrados”, dijo el miércoles James Borrego, entrenador de Charlotte. “Pero saldremos adelante”.

Se habían pospuesto ya los duelosde Utah en Washington y de Orlando en Boston. También es la segunda vez que un equipo afronta problemas por la pandemia tras jugar en Washington; el Heat de Miami perdió a ocho jugadores por COVID tras visitar a los Wizards el sábado.

💬Ver comentarios