Empleados de una tienda de artículos deporticos en Beijing ven el quinto juego de las Finales de la NBA. (Mark Schiefelbein)

Lake Buena Vista — La NBA regresa a la televisión estatal china después de un año de ausencia.

CCTV anunció el viernes que transmitirá el quinto partido de la final de la NBA entre los Lakers de Los Ángeles y el Heat de Miami. Será la primera ocasión que se podrá ver un encuentro de la liga en la cadena desde que esta última tomó medidas a raíz de que el gerente general de los Rockets de Houston Daryl Morey publicó en Twitter un mensaje de apoyo a las protestas contra el gobierno en Hong Kong.

La televisión estatal hizo el anuncio al aire de que programaría el partido. El sitio de internet de la cadena emitió un previo del partido, incluyendo una imagen de LeBron James de los Lakers y Jimmy Butler con Miami.

“En el Día Nacional de China y el Festival del Medio Otoño que acaba de pasar, la NBA envió bendiciones a los aficionados en China”, dijo China Media Group, operador de CCTV, en un comunicado. “También hemos notado la buena voluntad expresada continuamente por la NBA desde hace tiempo. Especialmente desde que comenzó el año, la NBA ha apoyado activamente a la población china que combate la nueva pandemia de coronavirus”.

CCTV cortó apresuradamente su relación con la NBA tas el comentario de Morey, aunque éste fue rápidamente borrado. A juzgar por el momento en que se han reanudado las transmisiones, parecería ahora que la medida tomada fue una suspensión de un año en la cobertura de la liga.

El 8 de octubre del 2019, CCTV anunció que comenzaría una investigación inmediata sobre la relación con la NBA, dado de que la cadena estaban “profundamente insatisfecha” con la decisión de la liga de no sancionar a Morey.

La NBA no hizo un comentario inmediato sobre la decisión de CCTV.

Los partidos de la NBA han estado disponibles para los aficionados chinos en el servicio de transmisión en línea Tencent, otro de los socios de transmisión de la liga. Pero la relación entre la liga y China sólo podría ser calificada como fría, desde la publicación del tuit, con pocos indicios de una reconciliación.

No obstante,China había agradecido públicamente a la NBA por enviar en febrero más de un millón de dólares en suministros médicos al país asiático, donde surgió el nuevo coronavirus.

Las repercusiones por el Tuit del año pasado fueron amplias. Patrocinadores —siguiendo el ejemplo de CCTV— retiraron su apoyo a los partidos de la NBA en China entre los Lakers y los Nets.

Durante el fin de semana del Juego de Estrellas, el comisionado Adam Silver dijo que era posible que la liga perdiera hasta 400 millones de dólares en ganancias este año debido a la tensa relación con China.