Kevin Durant maneja el balón contra la defensa de los Knicks. (Brad Penner)

Nueva York — Kevin Durant anotó 26 puntos como la única superestrella disponible de un futuro gran trío y llevó el miércoles a los Nets de Brooklyn a un triunfo por 116-109 sobre los Knicks de Nueva York, pese a encontrarse diezmados a la espera de un canje que los reforzará nada menos que con James Harden.

Durant tenía programado jugar dos duelos en noches consecutivas por primera vez desde que se sometió a una cirugía para reparar el tendón de Aquiles.

Quizá tuvo más trabajo de lo esperaba. Horas antes del partido, los Nets dejaron su plantel sin varios jugadores, involucrados en el canje entre cuatro equipos.

El base Kyrie Irving se perdió su quinto duelo consecutivo por motivos personales, y los Nets sólo contaron con nueve jugadores. Los cuatro incluidos en el cambio no estuvieron en el Madison Square Garden, de acuerdo con una persona que tiene conocimiento de la situación.

Los Nets perdieron a algunos buenos jugadores —Caris LeVert, Jarrett Allen y Taurean Prince habían sido titulares y con papeles importantes— pero aún así contaron con una buena alineación y podrían ser mejores si funciona el trío Durant-Harden-Irving.

Julius Randle anotó 30 puntos y RJ Barrett añadió 20 para los Knicks, que perdieron su cuarto encuentro consecutivo, pero aún así redescubrieron su defensa después de que anotaron menos de 90 unidades en los últimos tres partidos.

Durant superó los 20 puntos en su noveno duelo consecutivo con los Nets para iniciar la temporada. Fue su primer compromiso en el Madison Square Garden desde que llegó junto con Irving a los Nets en julio del 2019.