Leo Ortiz narra los momentos de tensión que vivió luego del ataque de su hijo en República Dominicana.

Santo Domingo — El extoletero de los Red Sox de Boston, David Ortiz, se recuperaba este martes en Boston de una cirugía exploratoria de dos horas, dos días después de que un sujeto le disparó en un bar en su natal República Dominicana.

Se prevé que Ortiz se quede en la unidad de terapia intensiva por al menos 48 horas, comentó Leo López, portavoz del deportista retirado, a The Associated Press. La información también fue confirmada por la esposa del exjugador, Tiffany Ortiz.

En una declaración escrita difundida por la organización de Boston, Tiffany ofreció información sobre la salud de su esposo y le agradeció a los Red Sox todas sus atenciones.

“David llegó al Massachussets General Hospital anoche y fue sometido a una exitosa segunda cirugía. Él está estable, alerta y descansando en la Unidad de Cuidado Intensivo, donde se espera que esté por los próximos días”.

“A nombre de mi familia y mio, quiero agradecer a John y a Linda Henry, Tom Werner, Sam Kennedy y al equipo de Boston por todo lo que han hecho por David y por nuestra familia, así como al doctor Larry Ronan y el estupendo equipo del Massachussets General Hospital”, añadió.

“Por último, quiero agradecerles a todos por el derroche de apoyo y amor que hemos recibido durante este increíblemente difícil periodo. Pedimos privacidad mientras David trabaja hacia su recuperación”, concluyó.

Ortiz fue trasladado a Boston el lunes en un avión-ambulancia proporcionado por los Red Sox luego de que los médicos le extirparon la vesícula y parte de los intestinos. López dijo que el hígado del toletero, de 43 años, también resultó lesionado por el ataque del domingo por la noche.

La policía ha dicho que la persona que conducía la motora que transportó al agresor fue capturado y golpeado por la gente del bar. El agresor no ha sido detenido y las autoridades señalaron que todavía no saben el motivo del ataque.


💬Ver 0 comentarios