El equipo de Venezuela celebra su victoria tras una confusa jugada. (Juan Luis Martínez Pérez)

Los fanáticos de los Cangrejeros de Santurce se quedaron aturdidos el lunes con la última jugada del encuentro entre Puerto Rico y Venezuela en el tercer día de la Serie del Caribe en el estadio Hiram Bithorn.

Los Cardenales de Lara salieron airosos 3-2 sobre los Cangrejeros de Santurce al marcar dos carreras en la parte baja del décimo inning para dejar sobre el terreno a los boricuas. La última jugada del partido fue una controversial y aquí explicamos lo acontecido.

¿Qué fue lo que pasó?

-Puerto Rico entró al décimo inning con ventaja de 2-1 al marcar una carrera en la parte alta, luego de abrir el mismo con un corredor en la segunda base como parte de la nueva reglamentación del torneo para acelerar los partidos.

-En la parte baja de la décima, con René Reyes en la segunda base, el taponero boricua Fernando Cruz enfrentó a Adonis García quien pegó al sencillo al derecho y en la jugada adelantó a la segunda base gracias a un error en el tiro de Jan Hernández. Luego, Gorkys Hernández recibió boleto gratis para llenar las bases sin outs.

-Entonces Juan Apodaca bateó un machucón hacia la tercera base para que Emmanuel Rivera forzara en el plato a Reyes con el primer out.

-Acto seguido, el receptor Jonathan Morales, quien se enredó con el bate dejado por Apodaca en la caja de bateo, disparó la pelota a la primera base A.J. Jiménez en un intento por completar una doble matanza. En el tiro, se apreció que Apodaca corría por dentro de la línea y la pelota pareció golpear su casco, lo que provocó que Jiménez perdiera la esférica.

-Con la bola rondando al jardín derecho y García anotando la carrera del empate, Jan Hernández envió la bola hacia la gradas al tratar de sacar de out a Hernández en la tercera base. Esto permitió la carrera de la victoria.

-El dirigente boricua José "Tony" Valentín protestó la interferencia de Apodaca en la primera base, pero los árbitros apreciaron que el corredor de los Cardenales no interfirió en la jugada. Los oficiales también dijeron que la jugada no era revisable por televisión, cuando en las repeticiones se apreció claramente que sí hubo una interferencia en la jugada.

¿Qué era lo que debió haber pasado?

-Si los oficiales hubieran apreciado la interferencia del corredor Apodaca, Puerto Rico hubiera completado una doble matanza, cuando los Cardenales colocaban corredores en tercera y segunda base con dos outs, aun abajo en el marcador 2-1. Al momento de la pelota hacer contacto con Apodaca en la primera base, la bola se decretaba muerta y ninguno de los corredores de Venezuela podía avanzar más de una base.

No fue lo que aconteció.

La victoria de los Cardenales los coloca en uno de los partidos de la semifinal al jugar para 3-0. Puerto Rico, por su parte, cayó a 1-2 para empatar con Panamá en el cuarto encasillado del torneo. El martes, los Cangrejeros tienen que vencer a los Vaqueros de Montería de Colombia para seguir con vida en el certamen.


💬Ver 0 comentarios