Roberto Alomar (izquierda) y Alex Cintrón. (GFR Media)

El dirigente Alex Cintrón y el coach de lanzadores Ricky Bones dijeron adiós a los Gigantes de Carolina para estar al mando de una nueva franquicia en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC) presidida por el expelotero y miembro del Salón de la Fama Roberto Alomar.

La información fue confirmada por el administrador de los Gigantes, Gil Martínez.

"Eso es correcto", dijo Martínez a El Nuevo Día.

"Al parecer, llego un acuerdo porque nos llamó (Alex) para notificarnos que va a estar con el equipo de Alomar. Le deseamos lo mejor. El y Bones no estaban bajo contrato con nosotros porque los acuerdos se renuevan todos los años. Fue su decisión", agregó.

Cintrón, coach de bateo de los Astros de Houston en las Grandes Ligas, fue piloto de los Gigantes desde que debutó en el puesto en la pelota invernal en 2018, al igual que Bones.

La cuenta de Twitter de los Gigantes agradeció la labor realizada por ambos técnicos, sin mencionar sus destinos futuros, en los últimos dos años.

El Nuevo Día supo que esta semana la junta de directores de la LBPRC aprobó el equipo de Alomar, que aún no tiene nombre ni sede, aunque el estadio Hiram Bithorn suena como el parque local de la nueva novena.

El parque de la capital es el hogar de los Cangrejeros de Santurce y fue la casa alterna de los Criollos de Caguas la temporada pasada. Caguas pondera jugar en el torneo 2020-21 como local en el estadio Roberto Clemente Walker debido a que el estadio Ydelfonso Solá Morales no estará en condiciones para jugar en luego sufrir daños tras el paso del huracán María en septiembre de 2017.

Así las cosas, son siete los equipos en en la liga, compuesta por los campeones Cangrejeros, Criollos, Indios de Mayagüez , Atenienses de Manatí, Tiburones de Aguadilla (en receso) y los Gigantes.

El presidente ligero Juan Flores Galarza no contestó las llamadas realizadas por El Nuevo Día para obtener información del novel equipo.

Alomar, quien durante su ilustre carrera en las Mayores jugó también con los Criollos, Cangrejeros y Leones de Ponce -además de ser parte del "Dream Team" de los Senadores de San Juan que 1995 que ganó la Serie del Caribe- se une a varios peleteros de su generación que han administrado equipos profesional en la isla.

Carlos Baerga presidió a los Vaqueros de Bayamón y Tony Valentín a una versión de los Atenienses. Iván Rodríguez, también integrante del Salón de la Fama, tiene un puesto en la gerencia en Manatí.