Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Alex Cora. (AP)
Alex Cora. (AP)

El piloto puertorriqueño Alex Cora aceptó el martes la decisión de los Red Sox de Boston en rescindir su contrato tras verse involucrado en la investigación de las Grandes Ligas por el robo de señales de los Astros de Houston en 2017. 

"Estuvimos de acuerdo en que tomar caminos distintos era lo mejor para la organización. No quiero convertirme en una distracción para los Red Sox en las próximas temporadas. Mis dos años como dirigente fueron los mejores de mi vida", expresó Cora en un comunicado de prensa. 

"Fue un honor el haber manejado estos equipos y ayudar a capturar un campeonato de Serie Mundial para la ciudad de Boston. Siempre estaré en deuda con la organización y con los fanáticos que me apoyaron tanto como jugador, como entrenador y en mis esfuerzos para ayudar al pueblo de Puerto Rico. Es un lugar especial y no hay nada parecido en el béisbol de las Grandes Ligas. Lo voy a extrañar", agregó. 

La salida de Cora, de 44 años, de la franquicia se dio antes de la decisión de las Mayores sobre el castigo acerca de su rol en el robo de señales como coach de banca de los Astros de Houston en 2017, año que el equipo ganó la Serie Mundial. 

Las Mayores aún investigan los señalamientos de que los Red Sox utilizaron un sistema similar en 2018, año que Cora debutó como dirigente para guiar a Boston al campeonato de la Serie Mundial. 

El dirigente A.J. Hinch y el gerente general  Jeff Luhnow fueron suspendidos el lunes por un año a la vez que fueron despedidos de sus puestos en Houston.