Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Alex Cora no quiere ser una distracción para los Red Sox en su último año de contrato como dirigente

El boricua está enfocado en mejorar el equipo para la temporada 2024, luego de dos años consecutivos terminando en el fondo de la División del Este de la Liga Americana

11 de febrero de 2024 - 2:44 PM

Alex Cora, a la izquierda, junto a su esposa Angélica Feliciano durante la Serie del Caribe en Miami. (Ramon "Tonito" Zayas)

Miami, Florida – En su último año de contrato como dirigente de los Red Sox de Boston, Alex Cora no quiere ser un foco de atención.

El cagüeño, de 48 años, va a su sexta temporada al mando de los Red Sox, novena con la cual ganó la Serie Mundial en 2018 en su estreno como piloto de las Grandes Ligas.

Cora no estuvo como dirigente en 2020 mientras cumplía una suspensión de un año por el escándalo de robo de señales de los Astros de Houston en el 2017, cuando trabajaba como coach de banco.

Boston llega a la temporada 2024 luego de terminar las últimas dos campañas en el fondo de la competitiva División Este de la Liga Americana. Tuvo récord de 78-84 en ambas temporadas.

“En mi situación, no creo que sea justo para la organización, los jugadores y la gerencia hablar de mí”, dijo Cora en un aparte con la prensa durante la recién culminada Serie del Caribe.

“Los últimos dos años han sido difíciles para la organización. Hemos finalizado últimos en la división. Lo mío puede esperar. Mi trabajo es que la organización mejore, que los jugadores mejoren, que yo mejore como dirigente. Tratar de ganar la Serie Mundial”, agregó.

Además del título del Clásico de Otoño hace seis años, los Red Sox de Cora alcanzaron la Serie de Campeonato de la Liga Americana en 2021, pero cayeron en seis juegos contra los Astros. Su marca como dirigente en las Mayores es de 440-370.

La fanaticada de los Red Sox, una de las más apasionadas en las Mayores, ha clamado por cambios en la novena para poder competir contra sus rivales divisionales.

El año pasado, los Orioles de Baltimore ganaron el banderín con marca de 101-61, un primer lugar que no lograban desde 2014. Lo lograron con jóvenes estrellas como Adley Rutschman, Gunnar Henderson y Jackson Holliday. El mes pasado, la franquicia fue comprada por David Rubenstein, cofundador del Carlyle Group Inc., por $1,725 millones.

Los Yankees de Nueva York, eternos rivales de los Red Sox, se reforzaron con el toletero dominicano Juan Soto y el abridor de sangre boricua Marcus Stroman. De los Red Sox, adquirieron al jardinero Alex Verdugo a cambio de los lanzadores Greg Weissert, Richard Fitts y Nicholas Judice.

“Creo que todos los años hablamos de la División Este de la Liga Americana como la mejor división de las Grandes Ligas. Nada ha cambiado. Solamente, hay otros equipos que son mejores que otros ahora mismo. Podemos hablar de Nueva York, Toronto, Tampa, pero nadie habla de Baltimore”, señaló Cora.

“Ahora mismo, (la franquicia de Baltimore) es una de las mejores de Grandes Ligas. Talento joven. Una afición que está sedienta de una Serie Mundial. Vienen de una temporada sensacional el año pasado, dirigidos por un tremendo dirigente (Brandon Hyde)”, añadió Cora.

Apunta a una temporada exitosa

De cara a los campos primaverales, las movidas de los Red Sox no han sido pomposas. Firmaron al derecho todo estrellas Lucas Giolito, consiguieron de San Luis al guardabosques Tyler O’Neill y adquirieron al campocorto de sangre boricua Vaughn Grissom, enviando a Atlanta al veterano as Chris Sale. También firmaron a un contrato de liga menor al receptor puertorriqueño Roberto “Bebo” Pérez, dos veces Guante de Oro.

Cora aseguró que las movidas de temporada muerta para la gerencia no han terminado. Recordó que en 2018, a dos semanas de comenzar la temporada del campeonato, los Red Sox firmaron al toletero J.D. Martínez.

“En la locura que vivimos en Boston, es la mejor ciudad cuando se gana, y es la ciudad más difícil cuando no se gana. Por eso nos encanta. Porque la pasión del fanático es bien parecida a la que ustedes viven aquí como latinos (en la Serie del Caribe)”, subrayó Cora.

“El 5 de noviembre de 2017, cuando David Dombrowski (presidente de operaciones en aquel entonces) me presentó como dirigente de Boston, dije que para mí dirigir en Boston es fácil en cierto sentido porque nos vivimos el béisbol 24 horas al día, siete días a la semana. Cuando uno se vive el béisbol de esa manera, las emociones van a subir y van a bajar. Tenemos un reto bien grande ante nosotros, pero, como siempre he dicho, eso se decide en el terreno de juego. Son 162 partidos que tenemos que jugar y la meta de nosotros es jugar más de 170 este año”, aseguró.

Bienvenida a Epstein

Este año, el ejecutivo Theo Epstein, arquitecto de los campeonatos de los Red Sox en 2004 y 2007, y el de los Cubs de Chicago en 2016, regresó a Boston como propietario minoritario y asesor senior a tiempo parcial de la empresa matriz, Fenway Sports Group.

“De mi parte, he tenido conversaciones con Theo a través del año. Es una persona que me dio la oportunidad de ser media roja en 2005 (como jugador) cuando me cambió y me abrió las puertas de entrar a este mundo de locura que son los Red Sox. Es una pasión y un equipo único. Nos va a ayudar de cierta manera. Me imagino que si Craig Breslow (Chief Baseball Officer) quiere algunos consejos o un poco de ayuda puede hablar con Theo, que para mí es un miembro del Salón de la Fama”, opinó Cora.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: