Clayton Kershaw lanza en la primera entrada contra los Cubs. (David Banks)

Chicago Los Cubs castigaron pronto a Clayton Kershaw, quien laboró sólo una entrada, la apertura más breve de su destacada carrera, para que Chicago derrotara el martes 7-1 a los Dodgers de Los Ángeles.

Kyle Hendricks lanzó en cambio el juego completo, abreviado a siete entradas, por ser parte de una doble cartelera que se completaba más tarde.

Exactamente 11 años después de que laboró apenas una entrada y un tercio frente a Milwaukee, lo que constituía su actuación más fugaz, Kershaw no duró tanto esta vez.

Kershaw (4-3), tres veces galardonado con el Cy Young, admitió cuatro carreras y el mismo número de imparables, incluido un sencillo productor de Anthony Rizzo y un doble de tres carreras de David Bote.

Enfrentó a nueve bateadores e hizo 39 lanzamientos en el inning, para que su efectividad empeorara de 2.09 a 2.95. Los Dodgers cayeron por séptima vez en nueve compromisos.

“No fue bueno”, dijo Kershaw. “Realmente no hay nada que puedas hacer en este momento. Es vergonzoso. No hay excusas. Estuve horrible. Puse a nuestro equipo en una situación realmente mala con una doble cartelera”, agregó.

Hendricks (2-3) trabajó siete capítulos para acreditarse el sexto juego completo en su carrera y su salida más larga con los Cachorros en esta temporada.

Toleró siete imparables, recetó seis ponches y regaló una base por bolas, para mejorar su promedio de carreras limpias admitidas, de 7.54 a 6.07. Hendricks no permitió anotación sino hasta que el emergente venezolano Keibert Ruiz disparó un jonrón cuando había un out del séptimo episodio.

Por los Dodgers, el dominicano Dennis Santana de 1-0. El puertorriqueño Edwin Ríos de 1-0. El venezolano Ruiz de 1-1 con una anotada y una producida

Por los Cubs, el boricua Javier Báez de 2-0 con una anotada.

💬Ver comentarios