El venezolano Pablo Sandoval es felicitado por Dansby Swanson, su compañero de los Braves de Atlanta, tras conectar un cuadrangular de dos carreras el miércoles ante Washington. (SHAWN THEW)

Washington. Es cierto, Pablo Sandoval tiene 34 años y juega su decimocuarta campaña en las mayores, en una carrera que incluye dos designaciones para el Juego de Estrellas y un premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial.

Pero el venezolano debió demostrar en la pretemporada que se merecía un puesto en la nómina de los Braves y un contrato por un año y $1 millón. Y no se ha tardado mucho en arrojar dividendos.

El “Kung Fu Panda” bateó su segundo jonrón como emergente en una semana el miércoles. Su garrotazo de dos carreras envió la pelota a lo más profundo del parque ante un relevista que tomó la lomita tras una labor de seis entradas en blanco por parte de Stephen Strasburg.

Y Atlanta, que no había ganado en la campaña, cosechó dos triunfos en un solo día. Derrotó el miércoles 2-0 a los Nacionales de Washington para barrer la doble cartelera.

“No voy a mentir, dijo Sandoval, quien conectó tres jonrones en un juego por los Giants de San Francisco en el Clásico de Otoño de 2012. “Es uno de esos momentos en los que uno siente mariposas en el estómago”.

Atlanta comenzó la jornada con una foja de 0-4, pero enderezó el rumbo desde temprano, gracias a otro venezolano. Ronald Acuña Jr. allanó el camino hacia una victoria de 7-6 en el primer juego, con un doblete y un par de sencillos.

Sandoval firmó en enero un contrato de ligas menores con los Braves y se ganó su plaza. Ahora, parece que el club tomó una decisión sabia.

“Él no se va a achicar ante ninguna situación”, consideró el manager Brian Snitker. “No sólo en ese papel, sino en el clubhouse. Es asombroso tener a un tipo así con el equipo”.

Sandoval llegó como emergente para disparar un cuadrangular en el juego inaugural. Hizo lo propio el miércoles.

Encontró una recta de Tanner Rainey (0-1) a 96 mph y con cuenta de 3-2. La pelota viajó más de 400 pies, luego de que Swanson pegó un sencillo con dos outs en el séptimo y último inning (los encuentros se abrevian esta campaña en las dobles carteleras).

Luke Jackson (1-0) se llevó el triunfo en el segundo juego, pese a expedir un par de pasaportes en la sexta entrada.

Propulsados por tres hits de Acuña Jr. y un salvamento de Will Smith al día siguiente de permitir el imparable que les dejó tendidos en el terreno, los Braves ganaron el primer compromiso.

Pero Smith, el quinto lanzador de Atlanta, volvió a sufrir. El primer bateador a quien enfrentó el miércoles fue Juan Soto, cuyo sencillo remolcador en el noveno inning decretó el triunfo 6-5 de Washington el jueves.

Esta vez, Soto abrió la parte baja del séptimo gestionando un boleto, Starlin Castro le remolcó con un doble que acercó a Washington. Otro boleto de Smith puso la carrera de la victoria en circulación con un out, pero Andrew Stevenson bateó para una doble jugada que puso fin al juego.

Los Nationals bombardearon a Max Fried, anotando cuatro veces en el primer acto — incluyendo un jonrón de dos carreras de Trea Turner.

Pero Atlanta replicó con un racimo de cinco carreras en el segundo frente a Erick Fedde, tomando ventaja de 6-5.

En el primer encuentro, por los Braves, los venezolanos Acuña de 4-3, dos anotadas y una impulsada, Sandoval de 1-0. El dominicano Marcell Ozuna de 3-0. El panameño Johan Camargo de 1-0.

Por los Nationals, los dominicanos Soto de 3-0, una anotada; Víctor Robles de 3-1, una anotada; y Castro de 4-3, tres impulsadas. El venezolano Hernán Pérez de 2-0.

En el segundo juego, por los Braves, los venezolanos Acuña de 2-0, Sandoval de 1-1 con una anotada y dos impulsadas. Los dominicanos Ozuna de 3-0, Cristian Pache de 2-0, Huáscar Ynoa de 2-0.

Por los Nationals, los dominicanos Robles de 1-0, Soto de 2-1, Castro de 3-0. El venezolano Hernán Pérez de 3-0. El cubano Yadiel Hernández de 1-0.

Baltimore evitó la barrida de los Yankees

Nueva York. Anthony Santander retiró a Gio Urshela en el plato, mediante un espectacular tiro desde el jardín derecho en la undécima entrada, y los Orioles de Baltimore conservaron así la ventaja para superar el miércoles 4-3 a los Yankees de Nueva York.

Momentos antes del de que el venezolano Santander impidiera la carrera del empate con su disparo, el emergente Chance Sisco le había dado la ventaja a Baltimore con un sencillo.

El colombiano Urshela comenzó la parte alta del undécimo inning como corredor automático, y avanzó a la antesala gracias a un toque de bola de Brett Gardner.

El corredor de los Yankees, Gio Urshela, es fusilado en el plato por el receptor de los Orioles, Pedro Severino, tras un certero disparo del jardinero derecho Anthony Santander. Severino muestra al árbitro que retuvo la pelota. (Kathy Willens)

DJ LeMahieu le siguió con una sólida línea al jardín derecho. Santander atrapó la pelota para hacer el out, se acomodó y sacó un tiro perfecto al plato, venciendo por un par de pasos al colombiano, quien se barrió de cabeza y hacia el guante del receptor dominicano Pedro Severino.

Fue el segundo gran disparo de Santander al plato en el juego, pero el primero llegó apenas tarde y no pudo evitar que Tyler Wade consiguiera el empate en la décima entrada. Santander también sonó un jonrón en el quinto capítulo.

El imparable de Sisco con un out en la undécima ante Chad Green (0-1) llevó al pentágono a Rio Ruiz desde tercera luego de un toque de sacrificio del venezolano Freddy Galvis. Fue el primer imparable para Baltimore desde el quinto inning y el cuarto en total.

Nueva York acumuló 13 indiscutibles, pero sólo tres con corredores en posición de anotar.

César Valdez (1-0) armado principalmente con un cambio de velocidad de 76 mph, trabajó dos entradas y un tercio para quedarse con el triunfo. Paul Fry obtuvo su primer rescate para ponerle fin a un partido de tres 3 horas y 54 minutos.

Antes del imparable de Sisco, cuatro relevistas de Nueva York retiraron seis innings perfectos — salvo por un costoso error del torpedero venezolano Gleyber Torres — tras el sólido debut con el equipo por parte de Jameson Taillon, quien tuvo su primera apertura en 707 días.

Por los Orioles, los venezolanos Santander de 5-1 con una impulsada y dos anotadas; Galvis de 3-0. Los dominicanos Maikel Franco y Pedro Severino de 4-0 cada uno y el mexicano Ramón Urías de 3-0.

Por los Yankees, el dominicano Gary Sánchez de 3-2. El colombiano Urshela de 5-2 con una producida. El venezolano Gleyber Torres de 4-1.

Filadelfia volvió a ganarse a los Mets

Filadelfia. Alec Bohm y J.T Realmuto aportaron sendos jonrones de tres carreras a la causa de los Filis de Filadelfia, quienes doblegaron el miércoles 8-2 a los Mets de Nueva York.

Rhys Hoskins participó también en el festival ofensivo, con un cuadrangular solitario.

Los Filis ganaron dos de tres duelos a sus rivales de división, luego de abrir la temporada barriendo en tres juegos a Atlanta, que se ha coronado en los últimos tres años en el Este de la Liga Nacional.

J.T. Realmuto, de los Filis de Filadelfia, es felicitado por su compañero Bryce Harper, luego de batear un jonrón ante los Mets de Nueva York el miércoles. (Laurence Kesterson)

Aaron Nola, as de Filadelfia, laboró apenas cuatro innings. Salió de apuros en los últimos dos.

En total, permitió una carrera y seis hits, además de repartir cinco ponches.

Connor Brogdon (3-0) sacó cinco outs para lograr su tercer triunfo en seis compromisos. Tres relevistas cubrieron las últimas tres entradas y un tercio.

El abridor David Peterson (0-1) recibió seis anotaciones y siete indiscutibles en cuatro capítulos.

Por los Mets, los puertorriqueños Francisco Lindor de 3-1, Tomás Nido de 1-0. El dominicano Jonathan Villar de 5-3 con una anotada. Los venezolanos Luis Guillorme de 3-2.

Por los Filis, el dominicano Jean Segura de 3-0. El venezolano Ronald Torreyes de 1-0.

De 4-0 Javier Báez en el revés ante Milwaukee

Chicago. Lorenzo Cain bateó su segundo jonrón de juego en la décima entrada, para remolcar tres carreras que permitieron a los Brewers de Milwaukee superar el miércoles 4-2 a los Cubs de Chicago.

El abridor Brandon Woodruff coqueteó con el juego sin hit hasta el séptimo inning, inaugurado por Ian Happ con un sencillo. Hasta ese momento, la pizarra estaba 0-0.

Pero después, la pelota comenzó a volar.

Lorenzo Cain, de los Brewers de Milwaukee, la sacó dos veces el miércoles ante los Cubs. (Nam Y. Huh)

Cain, quien se había perdido tres compromisos por un tirón en los oblicuos, conectó un cuadrangular solitario en el inicio del octavo episodio. Joc Pederson igualó el enfrentamiento mediante su primer jonrón por Chicago, en la parte baja de la entrada, frente al relevista Devin Williams.

En la décima, el corredor automático, Daniel Robertson, avanzó a la antesala mediante un sencillo del emergente Daniel Vogelbach. Cain encontró entonces un lanzamiento de Brandon Workman (0-1), con cuenta de 1-1, y desapareció la esférica por todo el jardín central del Wrigley Field, durante una tarde cálida.

Jason Heyward remolcó al corredor automático Kris Bryant en la parte baja del décimo capítulo. Con la casa llena, Brad Boxberger retiró a Happ mediante un elevado, para apuntarse su primer salvamento.

El triunfo fue para Josh Hader (1-0), quien resolvió el noveno episodio sin aceptar anotación.

Por los Brewers, los venezolanos Avisaíl García de 5-1, Manny Piña de 3-0, Omar Narváez de 1-0. El mexicano Luis Urías de 4-0.

Por los Cubs, el puertorriqueño Javier Báez de 4-0.

💬Ver comentarios