Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Yacksel Ríos estira su brazo previo a un reciente partido de los Indios.
Yacksel Ríos estira su brazo previo a un reciente partido de los Indios. ([email protected])

Yacksel Ríos creció como fanático del béisbol invernal boricua y,  ahora que tiene la oportunidad de jugar, no lo piensa dos veces para ponerse el uniforme de los Indios de Mayagüez

Ríos, el relevista derecho de los Pirates de Pittsburgh que debutó en Grandes Ligas en 2017 con los Phillies de Filadelfia, ya se siente parte de la tradición de la organización de los Indios. Y esto a pesar de que solo ha aparecido en dos  temporadas, y de que no jugó en la campaña 2018-2019.

Pero  el cagüeño será activado desde mañana, al igual que otros dos serpentineros grandesligas de los Indios: los abridores Dereck Rodríguez y Jorge López. Y para Ríos, en su regreso a la liga invernal, será una oportunidad de continuar con una tradición que ya es historia en la Sultana del Oeste.

Por décadas, los Indios se han destacado porque sus jugadores de Grandes Ligas, sin importar si se trata de estrellas o peloteros de rol, regresan cada temporada a la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, luego de un largo año en Estados Unidos.

Desde Luis “Mambo” de León, Pedro Muñoz, Tony Valentín, Alex Díaz, Wilfredo “Coco” Cordero, Julio “Tato” Varela, Enrique “Kiko” Calero y Luis “Wicho” Figueroa, hasta jugadores que tuvieron una larga carrera en las ligas menores como Ferdinand “Boi” Rodríguez, siempre dijeron presente y contribuyeron para formar una hegemonía en la pelota invernal en los 80 y los 90.

“Y va a seguir (la tradición). Esto no se va a morir. Todos los años subestiman, que si va a ser el último año, pero con ese cuentito ¿cuánto llevamos? Yo crecí viendo este béisbol, fui fanático del béisbol puertorriqueño, y ahora que soy parte de él, por qué no voy a jugar y dar lo mejor de mí”, expresó a El Nuevo Día  el derecho de 26 años.

A pesar de que su estatus en las Mayores no luce muy definido, luego de que los Phillies lo pusieran en waivers en agosto y los Pirates lo reclamaran, Ríos cree que en el próximo entrenamiento primaveral —su primero con Pittsburgh—  tendrá la oportunidad de ganarse una posición en el cuerpo monticular como parte del bullpen.

El derecho forma parte del roster de 40 jugadores de la organización, para la que lanzó el último mes de la pasada temporada 2019.

“Es un negocio. Obviamente ellos (Phillies) pensaban que no iba a producir más, o quizás no había mucho chance en ese equipo para mí. Uno siempre tiene un cariño por esa organización que te dio la primera oportunidad. Es duro (salir) pero es un negocio también y uno tiene que entender también esa parte del juego”, reconoció Ríos.

Oportunidad con los Pirates 

El lanzador tuvo este año solo cuatro salidas con Filadelfia en las que tiró apenas 2.2 entradas y concluyó con elevada efectividad de 13.50 al permitir cuatro carreras limpias en tan corto término. En Pittsburgh tuvo 10 apariciones y en 10.1 entradas compiló marca de 1-0 con 5.23 de ERA.

“En los Piratas creo que hay mucha oportunidad de hacer el opening day roster. Obviamente eso depende de mí, de cómo llegue al spring training, y cómo luzca también allá. Siempre es decisión de ellos (los equipos), uno no controla eso”, agregó.

Y aunque tiene esa expectativa, Ríos no está viendo la oportunidad de volver a lanzar con los Indios necesariamente como un trampolín para establecerse con los Pirates. Por supuesto, sabe que le ayudará la liga invernal, pero su enfoque es distinto.

“Me encanta jugar aquí en Puerto Rico. El ambiente es distinto, los jugadores, el equipo. Mayagüez es el mejor equipo en la invernal. Es bien divertido jugar aquí. Vale la pena. Uno no debe ser inmaduro y tan solo venir aquí y decir que vine a prepararme solamente. Yo vine aquí a ganar y voy a dar lo mejor de mí, por el equipo y por  los coaches”.

“Ya estamos ready. Empezamos el día 3 (de diciembre) y de ahí en adelante veremos qué pasa. No hay fechas (límite) todavía, pero hay que ver qué responde la organización de los Piratas. No me voy a enfocar en eso. Yo voy a competir y dar lo mejor de mí”, insistió.

En su primera campaña con los Indios en 2016-2017 (debutó con Santurce en 2014-2015), Yacksel tuvo 16 apariciones en las que lanzó 18.2 episodios y tuvo marca de 1-0 con 1.45 de efectividad, 17 ponches y 12 bases por bolas. Al siguiente año, en la abreviada temporada de 2018, solo estuvo en ocho partidos y trabajó 7.2 innings. Concluyó con 1-1 y efectividad de 2.35, con siete ponches y solo dos boletos.