Alex Cora  tuvo un prolongado abrazo en el terreno del Fenway Park de Boston con su hija Camila.
Alex Cora tuvo un prolongado abrazo en el terreno del Fenway Park de Boston con su hija Camila. (Captura)

Con ojos llorosos Alex Cora celebró hace tres años por la emoción de haber conquistado con sus Red Sox de Boston el título de la Serie Mundial de 2018. Entonces mencionaba una y otra vez a su familia. Y el lunes en la noche, nuevamente con ojos llorosos tuvo palabras para su familia, en especial su hija Camila, por el sufrimiento al que la expuso el año pasado.

Sin que nadie le mencionara tan siquiera el tema del escándalo del robo ilegal de señales en el que se vio involucrado con los Astros de Houston en 2017, que salió a la luz el año pasado y por lo que fue castigado con una temporada de suspensión, Cora se emocionó anoche durante la entrevista postjuego luego de que Boston derrotara 6-5 a los Rays de Tampa Bay para pasar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, que comenzará este próximo viernes.

“Es irreal”, dijo Cora en la entrevista televisiva con Jon Morosi, cuando se le preguntó acerca de sus emociones por el triunfo. “Estuvimos trabajando duro para llegar a este punto. No mucha gente nos daba oportunidades, pero siepmre confiamos. Estoy contento por todos en la organización, y obviamente por mi familia. Los puse en tal situación el año pasado, y para mí que puedan disfrutar esto ahora es bien gratificante”.

El exitoso dirigente puertorriqueño, quien mejoró su récord en juegos de postemporada a 15-4, ganando en todas las series en que ha dirigido, hizo alusión de esa manera a la investigación que llevó a cabo el Béisbol de Grandes Ligas (MLB) por las acusaciones de robo ilegal de señales con el uso de tecnología, por el que además de Cora, fueron castigados el dirigente de los Astros en ese entonces, A.J. Hinch, así como el gerente general Jeff Luhnow. Cora era coach de banco de Houston y mano derecha de Hinch esa campaña, en que los Astros se alzaron con el campeonato en la Serie Mundial.

Algunas veces uno toma malas decisiones; tomé una horrible decisión en el béisbol, pagué el precio, pero realmente me dolió que ella sufriera por mis errores. Que ella pueda disfrutar esto ahora es bien gratificante.

Alex Cora / dirigente de los Red Sox de Boston

Justo ese otoño, Cora sería contratado eventualmente por los Red Sox de Boston, para que los dirigiera en la temporada siguiente, 2018, en la que el boricua debutó como mánager por todo lo alto con un título en el Clásico de Otoño.

Cuando Morosi le preguntó a Cora acerca del prolongado abrazo que le dio a su hija Camila anoche luego del juego, en el terreno del Fenway Park, el técnico pareció controlar el llanto.

Pero durante el abrazo con su hija no fue así. Al menos ella, según se apreció en las cámaras, lloraba intensamente. Un desahogo, y a todas luces, de alivio.

“Ella sufrió un montón y eso fue por mi culpa. Ya sabes, algunas veces uno toma malas decisiones; tomé una horrible decisión en el béisbol, pagué el precio, pero realmente me dolió que ella sufriera por mis errores. Que ella pueda disfrutar esto ahora es bien gratificante”, agregó Cora.

💬Ver comentarios