Francisco Lindor podría estar buscando un acuerdo de 10 temporadas o más. (Charlie Riedel)

La pregunta era obligada y el torpedero boricua Francisco Lindor sabía que tenía que enfrentar la misma durante la conferencia de prensa virtual celebrada el lunes donde se hizo oficial su presentación como nuevo integrante de los Mets de Nueva York.

Completada la transacción que llevó al boricua a Nueva York junto al lanzador venezolano Carlos Carrasco, el mundo beisbolero se cuestiona si la gerencia de los Mets conseguirá llegar a un acuerdo de larga duración con Lindor, considerado uno de los jugadores más completos de las Mayores.

Lindor será elegible a la agencia libre a la conclusión de la próxima temporada y sería difícil imaginar verlo salir a firmar con otro equipo, luego de los Mets otorgaran cuatro jóvenes peloteros en la transacción.

Con su característica sonrisa, Lindor evitó profundizar sobre el tema de un posible pacto multianual, pero reconoció la importancia de las preguntas y contestó con diplomacia cada vez que fue cuestionado sobre el asunto.

“Para todos aquellos fans que se están preguntando eso quiero decir que esto es algo de día a día. Yo me siento muy emocionado de lo que está sucediendo ahora mismo. Hemos tenido conversaciones. Yo nunca he estado en contra de lograr una extensión a largo plazo. Pero tiene que hacer sentido para ambas partes. Vamos a ver qué pasa”, dijo Lindor a una de las primeras preguntas que le realizaron en la conferencia sobre ese tema.

“Qué más puedo decir. Me siento emocionado estar en esta situación y contento con estar con los Mets”, sostuvo Lindor en repetidas ocasiones sin querer abundar mucho sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo con los Mets.

Lindor, quien era la figura emblemática de los Indians, fue enviado a Nueva York luego de que la organización de Cleveland fallara en múltiples ocasiones en poder llegar a un acuerdo multianual con el boricua.

Antes la inminente posibilidad de perderlo en la agencia libre tras concluir la temporada del 2021 sin recibir nada a cambio, Cleveland decidió realizar el cambio y consiguió cuatro jugadores incluyendo a los jugadores del cuadro Amed Rosario y Andrés Giménez.

Yo nunca negocio contratos durante la temporada, nunca. Siempre he dicho que negociamos antes de los campos de entrenamientos, pero una vez terminan es tiempo que disfrutar las victorias. Eso es lo que en ese momento uno tiene que enfocarse. No en cuánto dinero voy a ganar, cuánto necesito

Francisco Lindor / nuevo miembro de los Mets de Nueva York

“Nosotros hablamos y ambas partes hicieron el mayor esfuerzo pero nada pasó”.

Sin embargo, Lindor, quien estuvo seis temporadas con los Indians, dejó entrever que las negociaciones en torno a un posible lucrativo contrato con los Mets deberán completarse en o antes de los venideros campos de entrenamientos.

“Yo nunca negocio contratos durante la temporada, nunca. Siempre he dicho que negociamos antes de los campos de entrenamientos, pero una vez terminan es tiempo que disfrutar las victorias. Eso es lo que en ese momento uno tiene que enfocarse. No en cuánto dinero voy a ganar, cuánto necesito”, advirtió Lindor, quien en el 2019 devengó $17.5 millones para evitar el arbitraje salarial.

“Si ambas partes encuentran la oportunidad correcta y las cosas adecuadas para llegar a un acuerdo a largo plazo, estaría dispuesto. Yo nunca he estado en contra de una extensión de contrato, pero veremos a ver qué va a pasar”.

Hace unos días, el presidente de los Mets, Sandy Alderson, admitió públicamente que había sostenido algunas conversaciones con el pelotero boricua y que pretendía intensificarlas en las próximas semanas.

“Hemos tenido una conversación con él y ninguna conversación con su agente”, señaló Alderson.

“Adquirimos a Francisco por su habilidad actual y la posibilidad de que pudiera ser un Met a largo plazo. No hay garantía de eso. Es algo a lo que nos acercaremos, ya sabes, en las próximas semanas”.

Se proyecta que Lindor podría llegar a un acuerdo de sobre $300 millones en un contrato de 10 o más años. Sería la primera ocasión que el boricua llegaría a la agencia libre.