Momento en que Yadier Molina recibe un bolazo el sábado en la misma muñeca golpeada por un swing de Ryan Braun el martes pasado. (Gene J. Puskar)

Unos exámenes médicos realizados el sábado en la golpeada muñeca izquierda del receptor puertorriqueño Yadier Molina resultaron negativos, informaron los Cardinals de San Luis.

Molina recibió un bolazo ayer a consecuencia de un lanzamiento del relevista de los Pirates de Pittsburgh, Geoff Hartlieb, en la octava entrada del partido en que los Cardinals ganaron 5-4. Molina no terminó el encuentro.

Los exámenes médicos realizados en Molina el sábado resultaron negativos. Pero los Cardinals harían otras pruebas este domingo en la mañana a la muñeca del jugador, informó MLB.com.

El bolazo del sábado fue el segundo golpe que recibió Molina en esa área durante la semana. El primero fue un batazo de manos del jugador de los Brewers de Milwaukee, Ryan Braun. A Molina le cantaron una interferencia al swing que hizo Braun. Esta situación provocó una discusión entre los equipos.

Los Cardinals y Molina tiene un partido este domingo a las 3:00 p.m. ante los Pirates.

El dirigente de los Cardinals, Mike Shildt, se mostró preocupado el sábado con la situación de Molina.

“Es una preocupación, claramente", dijo. “El bolazo fue prácticamente en el mismo lugar (del batazo). Los exámenes resultaron negativos, pero sigue siendo una preocupación y le daremos seguimiento este domingo a las evaluaciones para conocer su disponibilidad y nuestros planes inmediatos".

Ha sido una temporada llena de eventos para Molina y los Cardinals. El jugador dio positivo a COVID-19 y los Cardinals reportaron al mismo tiempo otros 12 jugadores con el virus. El brote evitó que San Luis saliera al terreno de juego por casi dos semanas a principios de agosto.

Desde entonces, San Luis ha tenido que jugar múltiples jornadas de doble juegos para recuperar el tiempo perdido. Molina ha visto acción en solamente 34 de los 49 juegos de San Luis en la corta temporada. Ha consumido 117 turnos y está a siete imparables de alcanzar los 2,000 en su carrera, algo que pocos receptores han logrado.

San Luis está clasificado hoy a la postemporada como el segundo lugar en la División Central de la Liga Americana.