Roberto Alomar debutó en la pasada temporada de la liga invernal boricua como dueño de la novena RA12.
Roberto Alomar debutó en la pasada temporada de la liga invernal boricua como dueño de la novena RA12. (Andres Leighton)

La directora y administradora de la franquicia RA12, que pertenece al exjugador de Grandes Ligas, Roberto Alomar, y que debutó la temporada pasada en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC), no cree que las acusaciones de acoso sexual contra el miembro del Salón de la Fama deban considerarse un escándalo, por tratarse de señalamientos que no han trascendido al campo judicial.

Marisol Irizarry, quien además es delegada alterna del RA12 ante la junta de directores de la liga, ofreció las primeras declaraciones oficiales del equipo a El Nuevo Día, luego de que el presidente del organismo, Juan Antonio Flores Galarza, anunciara la pasada semana que Alomar permanecerá como propietario de la franquicia ante el circuito, no empece a las acusaciones que pesan en su contra por hechos que se le imputan del 2014, y por los que tanto Major League Baseball (MLB) como los Blue Jays de Toronto cortaron relaciones contractuales con el otrora segunda base.

Alomar laboraba como asesor especial del béisbol de Grandes Ligas, y ocupaba un cargo similar con la franquicia para la que jugó parte de su carrera, y con la que ganó dos anillos de Serie Mundial. Además ofrecía clínicas de béisbol a niños y jóvenes como parte de su labor con los Blue Jays, viajando a distintas jurisdicciones.

Tras las imputaciones, MLB comisionó una investigación con una firma legal externa, y reunida toda la evidencia, el comisionado Rob Manfred lo colocó en la lista de inelegibles permanentemente. Además, los Blue Jays le retiraron el reconocimiento como miembro del Nivel de Excelencia de la historia de la franquicia, aparte de que descolgaron el banderín con el número 12 y el nombre del exjugador que estaba en lo alto del Roger Centre de Toronto.

“Los puertorriqueños somos seres pensantes y conocemos la calidad de trabajo y la calidad de deportista y gloria que ha traído Roberto Alomar a Puerto Rico. Esa es nuestra visión y estamos enfocados en el trabajo que hacemos. No puedo decir absolutamente nada porque estaría validando una palabra que para mí, en mi diario vivir, censuré, que es la palabra escándalo. Para mí no es un escándalo porque son alegaciones que el señor Roberto Alomar está atendiendo”, dijo Irizarry en conversación con El Nuevo Día cuando se le preguntó si no teme que, indistintamente de los méritos de las acusaciones, el simple señalamiento contra Alomar pueda traer problemas de imagen y al mercadeo del equipo y de la LBPRC.

Sobre todo después de que un mes luego de que MLB revelara su decisión, una segunda mujer lanzó una acusación similar contra Alomar. La mujer, Melissa Verge, alegó en una entrevista con el diario canadiense Toronto Star, que Alomar la habría invitado a sostener relaciones sexuales mientras ella participaba en un campamento de béisbol juvenil dirigido por la novena. Verge tenía 18 años en ese momento y Alomar 46. Según sus alegaciones, Alomar tuvo un acercamiento impropio hacia ella, durante el cual presionó su cuerpo contra el de ella.

Irizarry reiteró que Alomar continuará al frente del equipo ante la LBPRC. Esto a pesar de que tras la noticia sorpresiva por los señalamientos en su contra, Alomar renunció a su cargo en la junta directiva del Salón de la Fama del béisbol en Cooperstown, Nueva York. Dicho recinto acordó mantenerlo como figura exaltada del béisbol. Alomar fue inmortalizado en 2011 luego de una ilustre carrera en la que ganó 10 Guantes de Oro como el mejor segunda base de su generación y uno de los mejores de la historia.

“Ya nuestro presidente de liga, Juan Antonio Flores Galarza, les dijo a ustedes información, que el señor Roberto Alomar se mantiene al frente de la franquicia como operador”, agregó Irizarry. “Yo participo de las reuniones (de la liga) porque soy miembro y tengo la responsabilidad de participar en las reuniones convocadas. Todos sabemos que Alomar reside fuera de Puerto Rico, y en las reuniones convocadas de forma presencial yo participo, y una vez son convocadas de manera virtual, la liga cuenta con su participación”.

Irizarry reiteró además que el equipo RA12 es un proyecto en el que no solo Roberto está involucrado, sino también su padre Santos Alomar (gerente general) como su hermano Sandy Alomar, Jr. como asesor.

“Es un proyecto de muchos compañeros comprometidos con la labor social que hacemos para estos jóvenes nativos, y estamos comprometidos con el deporte, con Puerto Rico y con desarrollar”, abundó la oficial del equipo, recordando que la franquicia nació en 2020 con la intención de ofrecer taller a peloteros de ligas menores que no están recibiendo oportunidad de juego en ninguna de las otras franquicias de la liga.

Cuando se le insistió a Irizarry si el hecho de que el nombre de Alomar esté implicado en dichas acusaciones podría afectar la imagen del equipo, esta dijo que es un tema que ya se ha dialogado.

“Y en el momento que nos ocupe hacerlo, lo vamos a discutir con los miembros de la junta de directores. Tengo que hacer énfasis en que el señor Roberto Alomar está siendo tratado de la manera que se está tratando, por unas alegaciones. No ha tenido su debido proceso judicialmente. No hay acusaciones ni de una parte ni de la otra”, dijo Irizarry.

Alomar, al centro, durante un partido de la pasada temporada de su novena, RA12.
Alomar, al centro, durante un partido de la pasada temporada de su novena, RA12.

En efecto el comisionado de Grandes Ligas, Manfred, no fue preciso sobre cuáles fueron los hechos que investigaron y que condujeron al drástico castigo contra Alomar.

Grandes Ligas no ha querido revelar cuáles son los hechos que se le imputaron a Alomar, y según reveló la semana pasada Flores Galarza, la LBPRC le solicitó a MLB copia de la investigación y el organismo no acogió la petición para brindar la información.

Sobre ese particular, que el presidente de la LBPRC solicitara a MLB copia de la investigación y no la cedieran, Irizarry no quiso emitir comentarios.

“No tengo contestación a esa pregunta. Me reservo el derecho a contestarla”, respondió Irizarry.

Alomar declina hablar de acusaciones

El Nuevo Día, por otra parte, hizo una gestión con la oficial de prensa del RA12 para obtener alguna declaración de Alomar, con la idea de que responda si, independientemente de la veracidad de las acusaciones, consideraría mantenerse alejado de la operación del equipo local durante esta temporada. Más tarde el miércoles la oficial envió unas declaraciones escritas de Alomar, pero este no hizo alusión alguna a las acusaciones ni cuál será su proceder.

“Agradezco a la prensa por el apoyo a nuestras iniciativas. Al presente, estamos enfocados en la organización administrativa y técnica para el próximo torneo invernal. Igual que en la pasada temporada, será un escenario que brinde oportunidad de desarrollo a jóvenes. La Liga de Beisbol Profesional es importante para mí, porque allí obtuve espacio para desarrollarme. Eso quiero devolverle a Puerto Rico. Continuar mi compromiso de desarrollo y apoyo al pelotero joven en la isla, siempre es y será mi objetivo. Tan pronto tengamos más detalles sobre el equipo profesional de desarrollo RA12, se los compartiremos”, declaró Alomar por escrito.

La temporada 2021-2022 de la LBPRC está programada para comenzar a mediados de noviembre con cinco equipos, y el RA12 como uno de ellos, junto al retorno de los Cangrejeros de Santurce tras un receso el pasado año.

💬Ver comentarios