Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Ramiro Martínez siempre mantuvo vivo el legado de Roberto Clemente. ([email protected] 2012)

Un 30 de septiembre de 1972, el inmortal jardinero de los Pirates de Pittsburgh, el puertorriqueño Roberto Clemente, se convirtió en el jugador número 11 en las Grandes Ligas y en el primer latino que llegaba a la mítica cifra de 3,000 hits.