En foto de archivo del 25 de abril del 2020 un hombre portando una máscara ve una pelea en Nicaragua del campeón mundial Rosendo "Búfalo" Álvarez. (AP)

Londres — Peleas en recintos sin público. Los jueces trabajarán desde sus casas con la ayuda de una aplicación de video. Fechas flexibles para programar las defensas del título.

El presidente del Consejo Mundial de Boxeo Mauricio Sulaimán vislumbra esos cambios cuando el boxeo profesional pueda volver a la actividad.

Sulaimán dijo que el CMB confeccionó un protocolo de seguridad para las peleas durante la pandemia de coronavirus. Para una cartelera de cuatro combates, por ejemplo, se restringirá la presencia de personas en el reciento, a entre 40 y 50 personas. Esa cantidad incluye a un entrenador por peleador, supervisores de la comisión de boxeo, medios de comunicación y la producción de televisión.

“Los jueces trabajarán desde casa a través de video en vivo”, dijo Sulaimán en una videoconferencia esta semana.

“El video no tendría comentarios de la cadena de televisión, sería la transmisión internacional. Estarán en comunicación segura. Los jueces darán su calificación al final del asalto, se transmite mediante una plataforma, le llega al supervisor y a la comisión local. Hay un plan de contingencia en caso de que fallen las conexiones. Tenemos un plan A, B y C”.

Todas las personas que acudan al recinto serán sometidas a pruebas de COVID-19.

“Todos estamos cansados de ver televisión y peleas viejas. Realmente creo que con responsabilidad, tomando todas las precauciones y un protocolo bien elaborado, podríamos tener veladas de boxeo sin ningún riesgo”, dijo el dirigente mexicano.

Sulaimán cree que tomará hasta dos años para que el boxeo profesional vuelva a lo de antes e instó a los promotores “que sean precursores de ideas”.

Agregó que el CMB será flexible en cuanto a las defensas obligatorias de los campeones.

Como ejemplo se refirió a Nordine Oubaali quien debía defender su título de peso gallo ante Nonito Donaire, campeón en cuatro categorías. La bolsa fue acordada y sólo faltaba la fecha y una sede en Estados Unidos antes de que se suspendiera el boxeo.

“(Oubaali) vive en Francia y ha estado en un departamento en confinamiento por 40-50 días. Sin sparring, sin entrenar”, aseguró Sulaimán. “Es un escenario distinto al de otro peleador que podría estar en Estados Unidos o México con privilegios de tener un sparring, con entrenamientos e instalaciones. Vamos a trabajar junto a ellos, con los promotores. (Oubaali) quizá no podrá viajar en tres o cuatro meses. El CMB no hará nada que pueda afectar a una persona, peleador o promotor".

Pero Teófimo López, el campeón de peso pluma de la Federación Internacional de Boxeo, dijo que estaba preparado para postergar la unificación de su título con el campeón del CMB, OMB y la AMB Vasily Lomachenko —programada originalmente para el 30 de mayo— hasta que se permita el acceso a aficionados pues teme que las peleas sin espectadores “no sean efectivas" para evitar que los boxeadores contraigan el coronavirus.

“Creo que no va a funcionar. "Es por eso que creo que un peleador lo va a contraer cuando intentan entretener a los aficionados”, dijo el hondureño en una videoconferencia desde la casa de su cuñada en Arkansas, a donde llegó de Nueva York.

López asegura entender la decisión de los organizadores y promotores del boxeo, pero cree que es muy pronto.

“No voy a pelear hasta que no sepa lo que realmente está ocurriendo”, dijo López. “Quiero asegurarme que ningún peleador se infectará, que ningún boxeador tenga coronavirus. Quiero ver de primera mano cómo funcionará. Si ocurre sin contratiempos como se está planificando, entonces podemos hablar de tener una pelea sin aficionados”.


💬Ver 0 comentarios