Deportistas de altura han entrenado en el gimnasio Junquito Boxing Club, que sigue parcialmente arruinado tras dos años del catastrófico ciclón.

Por años, el gimnasio Junquito Boxing Club fue un referente en ese barrio del municipio de Humacao.

De allí han salido atletas que han representado al país en eventos internacionales, como el exolímpico Jantony Ortiz y el medallista mundial juvenil Freddie Ortiz, y otros que han sido admitidos al programa de boxeo de la Escuela Especializada en Deportes Eugenio Guerra Cruz, en Salinas.

Ese panorama cambió drásticamente a partir del paso del huracán María, el 20 de septiembre de 2017, cuando la instalación deportiva fue dañada severamente. El entrenador jefe de ese gimnasio, Santos López lo recuerda muy bien.

“Esto fue como una luz que se apaga”, dijo López en una entrevista realizada en el mencionado gimnasio.

“Después que pasó María, la mayor parte de los muchachos que venían al gimnasio se fueron yendo al ver las condiciones del gimnasio. No teníamos ring, no teníamos lona. El gimnasio adentro está bien deteriorado y no se han podido realizar entrenamientos. Así ha estado hasta ahora, que nos gustaría realizar iniciativas dentro de la comunidad, como el proyecto educativo y el deportivo, para volver a renacer como uno de los barrios pioneros de este deporte en Humacao”, agregó el entrenador, quien no tiene idea de cuándo podría abrir las puertas del pabellón.

El edificio de una planta, que se inundó debido a las intensas lluvias, permanece cerrado desde el huracán. Una mirada a través de las ventanas muestra una estructura deteriorada con el techo caído. Santos contó que los aparatos para practicar boxeo y para ejercitarse se dañaron. Lo mismo ocurrió con las computadoras que tenían allí y que la comunidad utilizaba para hacer tareas o buscar información.

(Gerald López Cepero)

Al momento, lo único que está en pie son tres viejos y raídos sacos, que cuelgan de una estructura de metal que se mueve peligrosamente cada vez que los boxeadores los golpean. También hay un cuadrilátero sin terminar, cuyas planchas de madera no están debidamente unidas, lo que puede provocar la caída de un atleta y que no tiene cuerdas. Todo este equipo está ubicado afuera, expuesto a las inclemencias del tiempo.

En busca de un gimnasio

López todavía entrena boxeadores profesionales, como Jonathan “Bum Bum” Lopez (6-0-1, 4 KO) y el mismo Jantony Ortiz (8-1-0, 4 KO) . Para poderlos atender, tiene que moverse a otros gimnasios, algunos tan lejanos como en Cataño.

“Estamos yendo a otros gimnasios. Practicamos en Fajardo, Caguas, Barrio Obrero… En otros gimnasios en Puerto Rico, en donde nos vamos ubicando, cosa que los muchachos que están entrenando tengan los equipos adecuados para sus entrenamientos”, dijo.

Esta falta de un gimnasio fijo le ha pasado factura a los boxeadores, como reconoció “Bum Bum” López.

“Esto me afecta mucho. Aquí es donde yo me crié y me hice boxeador. Gracias a este gimnasio soy el deportista que soy. Esta es mi casa”.

Al recordar los estragos causados por el huracán en el gimnasio, el boxeador que milita en las 118 libras apuntó que fue impactante.

“Fue algo que no podía creer. Vi los sacos, el ring… Todo estaba regado. Yo decía: ‘Wow, en menos de ocho horas pasa cualquier cosa. Pero esto me ha fortalecido mucho en mi vida y como deportista porque he seguido mi sueño en el boxeo”.

“Nosotros vamos a seguir buscando alternativas, hasta que este gimnasio esté en condiciones para poder entrenar”, formuló el atleta.

Proyecto comunitario

El técnico recordó que el gimnasio comenzó en el año 2005 como una iniciativa de los vecinos de la comunidad humacaeña para que los niños y niñas practicaran un deporte. “Empezamos entrenando muchachitos de ocho a 12 años. Los seguimos encaminando, y cuando se desarrollaron, sobresalieron”, expuso el entrenador.

López agregó que la estructura que ahora alberga el gimnasio era el antiguo centro comunal. “Cuando lo vi la primera vez, me interesó mucho. Yo quería otro proyecto en el que hubiera máquinas de hacer ejercicios para que vinieran envejecientes, los niños, vinieran los padres, pero nos quedamos con boxeo”, declaró.

En un momento, recordó López, tuvieron una matrícula de sobre 30 muchachos y muchachas. Pero esa no es la realidad ahora. “Los papás me llaman y me preguntan cuándo vamos a continuar. Pero el gimnasio no está en condiciones para entrenar como se debe”.

En cuanto a las ayudas municipales, el entrenador dijo que han sido superficiales.

“Después de María, el municipio ha pintado, ha puesto las verjas… Ahora como hay alguien interino (Luis Raúl Sánchez Hernández), se ha aguantado la cosa. Pero adentro no han hecho nada”, dijo López, quien declaró que el recién fallecido alcalde de Humacao, Marcelo Trujillo Panisse, solía brindarle ayuda.


💬Ver 0 comentarios