Carlos Ortiz se retiró con una racha positiva, en la que ganó 10 de sus últimos 11 combates. (Archivo) (semisquare-x3)
Carlos Ortiz se retiró con una racha positiva, en la que ganó 10 de sus últimos 11 combates. (Archivo)

La segunda victoria de Carlos Ortiz sobre Ultiminio “Sugar” Ramos es uno de los muchos puntos positivos en las temporadas de 1965, 1966 y 1967 del boricua.

Durante los 21 meses entre noviembre de 1965 y agosto de 1967, Ortiz hilvanó una de las rachas más impresionantes en el boxeo moderno.

 Venció a Ismael Laguna y a Ultiminio “Sugar” Ramos en dos ocasiones a cada uno. También superó a Gabriel “Flash” Elorde por nocaut.

La única pelea que oficialmente no ganó durante esa racha fue el empate localista que le regalaron al argentino Nicolino Locche luego de que Ortiz lo dominara el 7 de abril de 1966 en el legendario Luna Park de Buenos Aires.

Locche, un maestro de la defensa peleando prácticamente en el patio de su casa, empató con Ortiz, quien al día de hoy entiende debió haber sido declarado ganador esa noche.

“Me la pasé dándole de esquina a esquina los 10 rounds y la declararon empate”, dijo Ortiz.

Laguna, Ramos, Elorde y Locche son miembros del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, con sede en Canastota, Nueva York.

El único rival de segunda categoría que Ortiz enfrentó en esa racha fue a Johnny Bizarro. El campeón boricua lo noqueó en 12 asaltos el 20 de junio de 1966 en Pittsburgh, Pennsylvania.

Ortiz finalmente cedió la corona peso ligero de manera definitiva el 29 de junio de 1968 en Santo Domingo, ante Carlos “Teo” Cruz, por apretada decisión dividida.

Luego de ese revés, Ortiz se retiró temporalmente,  y cuando regresó al ring en noviembre de 1969 ganó 10 peleas al hilo.

Colgó los guantes de manera definitiva tras caer por nocaut técnico en seis asaltos, ante el escocés Ken Buchanan. Fue la única ocasión que perdió por nocaut, luego que no saliera a pelear para el séptimo asalto.

Su carrera ha sido reconocida como una de las más impresionantes del boxeo. En el 1991, fue exaltado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional en Canastota, Nueva York.

Hoy día, Carlos vive en Nueva York y disfruta del retiro, junto a su esposa Norma, con quien se casó en 1962.


💬Ver 0 comentarios