Román
Román "Rocky" Martínez no pelea desde el 11 de junio de 2016 cuando perdió su título tras caer por nocaut ante el ucraniano Vasyl Lomachenko. (GFR Media)

Las señales que le ha enviado su cuerpo en estos últimos meses fueron determinantes para que Román “Rocky” Martínez decidiera que ya es hora de volver a pelear en un cuadrilátero tras casi tres años de inactividad.

Ese regreso, que será el 29 de marzo cuando estelarizará la próxima cartelera de “A Puño Limpio” ante un contrincante aún por determinarse, lo tiene muy entusiasmado. El atleta, que acumula foja de 29 victorias, 17 de ellas por nocaut, tres derrotas e igual número de empates, entiende que ya descansó lo suficiente y que es hora de buscar otra oportunidad titular.

Me siento bien otra vez. Siento que estoy en óptimas condiciones y ahora voy a buscar otra oportunidad titular”, expresó el otrora tres veces campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en las 130 libras en entrevista con El Nuevo Día.

“Este es el momento para el comeback de Rocky Martínez”, agregó.

“Yo necesitaba descanso”

Martínez, quien no pelea desde el 11 de junio de 2016 cuando perdió su título tras caer por nocaut ante ucraniano Vasyl Lomachenko, reiteró que este periodo de inactividad se debió a que necesitaba descanso.

Yo necesitaba descanso. Me mantuve bregando mucho con los muchachos en el gimnasio, ayudándolos a guantear. Haciendo esto vi que el cuerpo me respondió muy bien, y me dije: ‘deja darme otra oportunidad más a ver si logro otro título u otra oportunidad buena’”, compartió.

El atleta de 36 años reiteró que pudo haber regresado antes, pero decidió quedarse en el gimnasio municipal de Dorado para preparar a otros atletas.

“Yo cogí un espacio para ellos, pero ahora me toca mi espacio otra vez”.

Al hablar sobre su derrota ante Lomachenko, reconoció que se le hizo difícil hacer las 130 libras. Agregó que si la pelea hubiera sido en las 135, “no digo que le hubiera ganado, pero, a lo mejor, hubiera perdido por decisión”.

El ucraniano, que actualmente es el campeón peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la OMB, derrotó al vegabajeño por la vía rápida en el quinto asalto. De hecho, la unificación de ambos títulos la logró al vencer por decisión al cidreño José “Sniper” Pedraza el 8 de diciembre pasado.

El boricua, quien reinó como monarca súper pluma de 2009 a 2010, de2011 a 2013 y de 2014 a 2016, apuntó que se siente cómodo en las 135 libras. De hecho, su pelea del 29 de marzo en el coliseo Rubén Zayas Montañez, de Trujillo Alto, será en ese peso.

“Este peso lo he hecho hasta en el gimnasio. De rutina. Va a ser un peso bien cómodo para mí, y van a ver al Rocky de siempre: aguerrido”.

Martínez fue más allá, y manifestó que su meta es tener la posibilidad de estar a las puertas de una pelea de campeonato.

Tengo la posibilidad y tengo las herramientas porque me siento mentalmente fuerte y el cuerpo me está respondiendo como me tiene que responder”, acotó.

Sobre este último tema, explicó que durante los guanteos que ha realizado con peleadores mucho más pesados que él se ha sentido fuerte y ha aguantado el combate.

Los fanáticos lo apoyan

Aunque ha habido personas que le han cuestionado su decisión de regresar a los ensogados, Martínez expresó que han sido más los que lo han alentado a seguir adelante con su carrera.

“Hay gente que me dice: ‘Rocky, ya tú hiciste lo tuyo’. Pero muchos me dicen: ‘Todavía te queda’. Yo siempre les digo que soy una persona inteligente, y voy a pelear porque me siento bien. Estoy bien físicamente y mentalmente. El cuerpo me ha respondido muy bien. Si supiera que mi cuerpo no me va a responder, no pelearía”.

Por último, el peleador dijo que se siente complacido con esta nueva oportunidad.

Yo me he mantenido entrenando, pero me ha aparecido una oportunidad buena de pelear, y de salir victorioso, optar por una oportunidad de título mundial. Nítido”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios