Tyson Fury, a la izquierda, en el combate ante Otto Wallin. (GFR Media)

Las Vegas, Nevada  – El rey de los gitanos, el británico Tyson Fury, retuvo su récord inmaculado y obtuvo la victoria la noche del sábado al vencer en una sangrienta pelea en la división de los pesos pesados al sueco Otto Wallin por decisión unánime.

El combate celebrado en el T-Mobile Arena de Las Vegas era el plato principal de la velada en conmemoración de la independencia de México, y tuvo entre sus peleas preliminares al boricua José ‘Sinper’ Pedraza, quien perdió por decisión unánime ante el mexicano José ‘Chon’ Zepeda.

Las tarjetas de los jueces de la reyerta que protagonizó el cartel fueron de 116-112, 117-111 y 118-110 a favor de Fury, quien puso su foja en 29-0-1, con 20 nocauts. Wallin vio caer su récord en 20-1, con 13 KO’s.

El nórdico aguantó los 12 asaltos, aunque no salió conforme con el resultado. “No estoy satisfecho con el resultado. Hice un buen papel, le probé a muchos que estaban equivocados. Pero quería ganar. Así que no estoy conforme con el resultado”, expuso el deportista luego de la pelea.

“Me gustaría una revancha. Pero ellos tienen otros planes. Yo voy a mantenerme entrenando. Ahora voy a coger un tiempo libre, le he metido mucho tiempo a esta pelea. Voy a divertirme un poco, regreso a mi casa en Suecia para compartir con mis amigos y familiares. Después regreso a Nueva York a entrenar”, agregó Wallin.

En el caso de Fury, este no pudo acudir al encuentro con los medios porque fue llevado al hospital a que le cosieran la herida en su ceja derecha. Sin embargo, durante la entrevista sobre el ensogado reconoció que terminó la pelea gracias a su determinación y reconoció la pelea que le hizo su contrincante.

“Todo es corazón y determinación”, dijo. “Otto es un gran sueco, un guerrero vikingo”, agregó.

A sangre y puños

El combate a 12 asaltos y en el que se entregaría el cinturón Maya del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tuvo dos partes. En la primera, Fury se evitó enfrentarse frente a frente a Wallin, al que mantenía alejado tras aprovecharse de la extensión de su brazo. En esos primeros asaltos, el sueco logró hacerse sentir con golpes al cuerpo del británico, que este fin de semana se abrazó la cultura mexicana en las diversas actividades que se realizaron durante la semana y que entró al combate con una comparsa mexicana. 

Wallin continuó con el castigo hasta que en la tercera vuelta, le provocó una cortadura profunda en la ceja derecha a Furyproducto de un izquierdazo.

La pelea continuó con el mismo ritmo hasta que el árbitro la detuvo para ordenar que le limpiaran la herida al británico, de la que manaba muchísima sangre, en el sexto asalto. Fury se dio cuenta que necesitaba meter presión porque estaba a merced de que detuvieran el combate y -a partir de ahí- salió a la caza de su contrincante con golpes al cuerpo y al rostro. 

Mientras Fury se crecía al pasar de los asaltos no empece el baño de sangre, Wallin pareció perder el ritmo y no encontraba el cuerpo del todavía invicto peleador. En los asaltos nueve y 11 el sueco fue salvado- literalmente- por la campana, pues parecía que iba a salir noqueado.

Al final, ambos terminaron bañados en sangre. 



💬Ver 0 comentarios