Otto Wallin durante el entrenamiento público del martes en Las Vegas. (AP)

LAS VEGAS, Nevada.-  Para el peleador sueco Otto Wallin no es preocupante que sea visto como el desfavorecido de la pelea de pesos pesados que tendrá el próximo sábado ante el británico Tyson Fury en el T-Mobile Arena de esta ciudad.

Wallin, que hará su segunda pelea en Estados Unidos luego de un ‘no contest’ ante Nick Kisner tras un cabezazo entre ambos en el primer asalto en una reyerta celebrada en Nueva Jersey el 13 de abril pasado, se mostró tranquilo con su papel del “underdog”.

“Alguien tiene que ser el ‘underdog’ y Fury ha estado en el tope por mucho tiempo. Yo no he estado a este nivel anteriormente. Pero he enfrentado peleadores duros y estoy a este nivel y quiero probarlo”, dijo el peleador luego del entrenamiento público en el que participó en el hotel MGM Grand, de Las Vegas.

“Esta pelea es importante porque es un gran escenario para estar en él, y es tiempo de demostrarle a la gente que pertenezco aquí”, agregó en declaraciones a El Nuevo Día. 

El atleta, que tiene marca invicta de 20 victorias, 13 de ellas por nocaut, vio como una ventaja a su favor el que Fury parezca estar más enfocado en otras peleas, como su ansiada revancha con Deontay Wilder o Andy Ruiz, de quien dijo que vencería con una mano atada a la espalda.

“Es mejor para mí, si él piensa en otras peleas. Qué él siga así, yo me enfocaré en la pelea del sábado”, apuntó el peleador.

Al hablar sobre lo que planifica hacer el sábado, Wallin declaró que desea llevar al ensogado todo lo que ha practicado durante su entrenamiento. Asimismo, dijo que esta pelea cualquier cosa podría pasar, desde irse a la distancia hasta acabar por la vía del nocaut.


💬Ver 0 comentarios