Amanda Serrano posa con sus títulos mundiales peso pluma tras vencer a la danesa Sarah Mahfoud.
Amanda Serrano posa con sus títulos mundiales peso pluma tras vencer a la danesa Sarah Mahfoud. (Top Rank)

La campeona boricua Amanda Serrano y su equipo de trabajo siguen a la espera de que la mexicana Érika Cruz, quien es la campeona de las 126 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), se decida a poner su título en juego en un combate para coronar a la monarca indiscutible del peso pluma.

Serrano (43-2-1, 30 KO’s) viene de sumar el título de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) de las 126 libras al vencer por decisión unánime a la danesa Sarah Mahfoud en una reyerta celebrada en Manchester, Inglaterra, el 24 de septiembre.

La boricua ya poseía los cinturones de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Organización Internacional de Boxeo (OIB). Asimismo, posee la correa que otorga la revista especializada en boxeo, “The Ring”.

El día de la pelea entre Serrano y Mahfoud, Cruz (15-1, 3 KO’s) acudió a su cuenta de Twitter (@ErikaCruzHerna5) para escribir lo siguiente: “Feliz viendo quién será la próxima oponente que me dará mis cinturones con los que unificaré las 126 libras”.

Desde ese momento hasta el presente, ni Serrano ni el entrenador de la siete veces campeona divisional, Jordan Maldonado, han vuelto a saber nada de la mexicana. Igualmente, Maldonado estipuló que la pelea se le ha ofrecido a Cruz en varias ocasiones, pero a su modo de ver ella “no está interesada” en medirse contra su pupila.

“Ella (Cruz) no tiene opción. Ella está roncando para que la gente crea porque esa pelea se le ofreció varias veces y ella no la cogió. Ella sigue escogiendo otras peleas porque no está interesada en pelear con Amanda”, dijo Maldonado en entrevista telefónica.

“Pero ahora hay mucha presión y no tiene opción porque en esta era todos los campeones mundiales están unificando. Todo el mundo reclama ver quién es el mejor en cada división, y si ella no quiere pelear con Amanda la gente se dará cuenta que es por miedo”, remató el entrenador.

Maldonado espera que el combate entre la boricua y la mexicana se pueda cuadrar en el 2023, al igual que la revancha entre Serrano y la campeona indiscutible del peso ligero (135 libras), la irlandesa Katie Taylor. Ambas púgiles chocaron en una megacartelera el 30 de abril en el Madison Square Garden, de Nueva York, en la que la boricua perdió por decisión dividida.

“Nosotros estamos poniendo cuatro títulos (más la correa de “The Ring”). No hay opción. Si ella no quiere pelear... Pero la crítica será intensa, y como mexicana es una peleadora que tiene corazón y no querrá que la gente hable mal de ella”, reiteró Maldonado, a quien le interesa que esas negociaciones inicien lo más pronto posible.

Serrano y Maldonado estuvieron en Puerto Rico la pasada semana para participar en la Convención de la OMB, en la cual la múltiple campeona mundial fue reconocida como la Boxeadora del Año por tercera ocasión y su pelea ante Katie Taylor fue nombrada como la Pelea del Año.

“Estamos contentos y agradecidos porque son cosas que no se esperan porque es elegido por los organismos y el público. Todo son bendiciones por el esfuerzo que uno hace”, apuntó el técnico.

💬Ver comentarios