Amanda Serrano golpea a Heather Hardy en la reyerta entre ambas el pasado mes de septiembre en Nueva York. (Frank Franklin II)

La boxeadora puertorriqueña Amanda Serrano y su manejador Jordan Maldonado tomarán acción legal contra el promotor Eddie Hearn, director de Matchroom Boxing, por no honrar el contrato de la pelea frente a la irlandesa y campeona olímpica Katie Taylor.

Esta pelea, catalogada como una de las más esperadas del boxeo femenino, iba a celebrarse en una cartelera del pasado 2 de mayo en el Manchester Arena en Manchester, Inglaterra, pero fue cancelada por la pandemia del COVID-19.

Serrano, diez veces campeona mundial, tronó esta semana contra Hearn en la red social de Twitter al alegar que el promotor no la notificó sobre la nueva fecha de la pelea. Hearn cambió la reyerta para el 22 de agosto en los alrededores de las instalaciones de Matchroom Boxing, sin público, y con una reducción porcentual en la bolsa acordada de $300,000 de la boricua.

Serrano rechazó la nueva propuesta. Luego, recibió información de su promotor Lou DiBella de que la reyerta podía ser aguantada hasta finales de año para que fuera con fanáticos en las gradas. Por tal razón, la boricua firmó para participar en el popular programa de competencia de obstáculos “Exatlón”, que se transmite por Telemundo.

Al enterarse del plan de Serrano de participar en Exatlón, Hearn envió cartas de cese y desista tanto a Serrano como a DiBella y Telemundo para prohibir la participación de atleta de 31 años en el programa, ya que debía cumplir con el compromiso de enfrentar a Taylor el 22 de agosto.

Maldonado dijo a El Nuevo Día que el trato de Hearn hacia Serrano es “abusivo” e “indiferente”. El manejador dijo tener prueba de que la pelea entre la puertorriqueña y la irlandesa suma cuatro contratos debido a que el compromiso se ha pospuesto desde finales de 2019, con el último pacto acordado para pelear el pasado mayo. Ante la emergencia del coronavirus, el combate fue movido primeramente para el 4 de julio y Serrano se enteró de la noticia a través de un comunicado de prensa.

Serrano estaba dispuesta a combatir el Día de la Independencia de Estados Unidos, pero volvió a conocer por terceros de otro cambio, esta vez para el 15 de agosto con una reducción de 20 por ciento de las ganancias y sin una fanaticada presente alrededor del ensogado, decisión que fue el punto de ebullición para ella.

“Firmé para el 2 de mayo. No para todos estos cambios de fechas y lugares. No soy tu juguete. Tú corres tus asuntos, no yo. Nunca recibí una llamada o un correo electrónico. Merezco esto, al menos”escribió Serrano a Hearn.

Tras las amenazas de demanda de Hearn, Maldonado agregó en conversación telefónica con El Nuevo Día que la batalla ahora se moverá a la corte.

“En la versión de ellos, Amanda es la mala y ellos son los buenos. Son unos abusadores. La pelea se iba a dar cuatro veces y no se dio. No es nuestra culpa. Yo le conseguí un trabajito a Amanda después que nos dicen que la pelea se puede dar a finales de año o el año que viene para que ella reciba la bolsa completa y no le reduzcan un porcentaje. ¿Por qué ella no se puede ganar su dinero mientras? Vamos para la corte. No le tienen respeto a Amanda. La tienen como un muñeco. Quieren que vaya como hembra y no como campeona a enfrentar a Taylor. No les importa el resumé de Amanda”, declaró Maldonado.

Tras las acusaciones de Serrano en Twitter, Heard contestó que al ella firmar por la pelea tiene que estar dispuesta a aceptar cualquier cambio de fecha impuesto. Además, señaló que a DiBella se le notificó la semana pasada sobre la movida.

Serrano vs. Taylor tenía las credenciales de ser la pelea más importante en el boxeo femenino en años. Serrano (38-1-1, 28 nocauts) es una de las figuras más atractivas del deporte, haciendo historia como campeona mundial en siete divisiones. Taylor, por su parte, está invicta con récord de 15-0 y 6 nocauts, ganó la medalla de oro en Londres 2012 y es la actual campeona indiscutible de peso ligero (135 libras).

La irlandesa de 33 años también urgió a Serrano vía Twitter a tomar la pelea del 22 de agosto.

“Ambas firmamos contratos, todas las barreras financieras fueron removidas y todas las complicaciones de entrenamiento y viajes están igualadas para ambas porque también estoy entrenando en Estados Unidos. No más excusas. Esta es una pelea para elevar el deporte. El 22 de agosto es nuestra oportunidad para hacer historia. ¿Aceptas?”, escribió Taylor.

No obstante, todo apunta a que Hearn tendrá otra oponente para Taylor en dicha fecha.