Edgar Berlanga lastima a Lanell Bellows con una derecha al rostro durante la acción en el primer asalto. (top rank)

El púgil de sangre puertorriqueña Edgar Berlanga continuó con su paso arrollador en el boxeo rentado al acabar con el estadounidense Lanell Bellows por nocaut técnico en el primer asalto el sábado en el inicio de la cartelera estelar protagonizada por la megareyerta titular entre Vasiliy Lomachenko y Teófimo López en la ‘burbuja' de Top Rank en Las Vegas.

Con el triunfo, el pegador de 23 años mejoró a 15-0 con 15 nocauts en el asalto inicial.

En la pelea del sábado, programada a ocho asaltos en el peso en las 165 libras, Berlanga atacó sin piedad a Bellows, un veterano de 36 años con ahora tiene marca de 20-6-3 y que nunca había sido noqueado en su carrera. Sin embargo, no sobrevivió a la metralla del neoyorquino para que el referí Robert Hoyle detuviera el combate con 1:43 restantes del primer round. Así las cosas, la pelea duró apenas 1:19 minutos. Bellows terminó sangrando por el ojo izquierdo.

Tras la rápida victoria, Berlanga se trepó en una de las esquinas y grito: “¡Soy un jo... monstruo!”

Aunque ha expresado en múltiples ocasiones el deseo de que sus peleas duren más de un asalto, Berlanga admitió que salió agresivo en el cuadrilátero tras el campanazo.

“En realidad, por primera vez en mi carrera, tenía muchas ganas de acabarlo”, dijo Berlanga tras la victoria.

“Fui muy agresivo y por eso tuve que hacer push-ups [como castigo], porque no seguí el plan de juego que se suponía que debía hacer. Sabes, se suponía que debía lanzar una determinada combinación. Nunca lo habían noqueado, así que solo quería dejar claro y demostrarle a la gente que soy peligroso, ¿sabes?”, agregó.

Berlanga estuvo de acuerdo con la decisión de Hoyle en detener la pelea antes de que Bellows visitara la lona.

View this post on Instagram

15-0 and I got my rider with me 🤞🏼

A post shared by E.B THE CHOSEN ONE ❌ (@realedgarberlanga) on

“Fue una buena decisión. El primer golpe que lancé, le abrí el ojo. Y ya sabía que no estaría allí [mucho tiempo]. Entonces, tuve que sacarlo. Sus ojos, todo, parecía nervioso, parecía asustado. Y el primer golpe que le di, lo tambaleé. El árbitro hizo una hermosa llamada. Sabes, sus ojos estaban por todos lados. Lo hubiera lastimado. Lo hubiera enviado al hospital", indicó.

En los combates preliminares, el puertorriqueño Josué Vargas mejoró a 18-1 tras derrotar por decisión unánime a Kendo Castaneda en un compromiso a 10 asaltos en el peso welter.