El exboxeador no podrá salir de su casa sin permiso del tribunal, mientras enfrenta siete cargos por supuestamente maltratar, agredir y amenazar a su expareja Andrea Ojeda Cruz.

En las primeras declaraciones públicas que ofrece tras ser acusado por cargos de maltrato físico, psicológico, mediante amenaza y daños a la propiedad relacionados a unos incidentes de violencia con su expareja Andrea Ojeda Cruz, el exboxeador Juan Manuel “Juanma” López pidió espacio y respeto para la mujer que lo denunció por violencia de género.

El otrora campeón mundial se dirigió “al pueblo de Puerto Rico, al mundo entero y sobre todo a mis fanáticos” en el programa “Día a Día”, emitido por Telemundo. López conversó brevemente con uno de los animadores del espacio, el comediante Raymond Arrieta, a través de una videollamada. López enfrenta siete cargos de agresión agravada y maltrato físico, psicológico y mediante amenaza producto de cuatro querellas sometidas por Ojeda Cruz, quien lo había denunciado previamente en su cuenta de Instagram, donde mostró fotos del daño físico a consecuencia de las múltiples ocasiones en que la habría golpeado y dejado hematomas y marcas en su rostro. A López se le impuso una fianza global de $175,000, que fue diferida por el Programa de Servicios con Antelación al Juicio (PSAJ). Quedó libre bajo supervisión electrónica y tiene restricciones para salir de su hogar.

“Andrea Ojeda Cruz, la Peki, como muchos la conocen, para mí esa mujer es una dama, una excelente mujer, trabajadora, luchadora. Ha estado al lado mío en diferentes ocasiones, en momentos muy difíciles en mi vida, ha estado al lado mío y nunca me ha abandonado”, expresó López, quien mostraba una frondosa barba y vestía una camisa rosada.

“Está pasando en estos momentos por un momento muy difícil, el cual ella no se merece pasar por esto. Le pido al pueblo de Puerto Rico, al mundo y sobre todo a mis fanáticos que le den espacio, que la respeten, que esperen que este proceso pase. En el nombre de papito Dios, esperamos que esto termine pronto. Que yo la amo mucho y que esperamos en Dios que cuando esto pase, si está en las manos de él que esta relación continúe, así será”, agregó.

A preguntas de Arrieta en torno a si su exposición era una disculpa para Ojeada Cruz, el exmonarca supergallo (122 libras) y pluma (126) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) reiteró que eran unas declaraciones “que quería hacer para el pueblo de Puerto Rico y sobre todo para la misma Andrea” y apuntó que no podía ofrecer más comentarios porque no le era permitido.

El comediante también le preguntó si se había comunicado con la presunta víctima, a lo que contestó que no porque hay una orden que lo prohíbe. Igualmente, el comediante quiso saber si López había buscado ayuda, lo que López tampoco comentó.

Antes de concluir, Arrieta dejó saber que ponía su programa a la disposición de Ojeda Cruz por si deseaba hacer algún comentario.

La vista de conferencia de este caso está pautada para el 14 de septiembre, mientras que la vista preliminar se celebrará el 21 de este mes en la sala 201 del Tribunal de Caguas.

💬Ver comentarios