Masayoshi Nakatani (derecha) cayó derrotado por decisión unánime ante Teófimo López. (Top Rank / Mikey Williams )

Para el próximo compromiso del boricua Félix “El Diamante” Verdejo, programado para el 12 de diciembre, la plana mayor de la empresa promotora Top Rank parece estar siguiendo el mismo patrón que utilizó para evaluar el progreso de Teófimo López antes de colocarlo en una pelea titular en la división ligera.

En julio de 2019, Masayoshi Nakatani completó una larga travesía desde Osaka, Japón, con la encomienda de poner a prueba las habilidades de López durante 12 asaltos.

Nakatani comenzó su trayectoria en el boxeo rentado en el 2011. Ganó los primeros 18 combates, incluyendo 12 por la vía rápida. Todos, sin embargo, fueron en Japón, acumulando 119 asaltos de experiencia.

López tuvo que lidiar con un oponente que lo aventajó en estatura (5′11″) y alcance (71 pulgadas), medidas inusuales para un boxeador en las 135 libras, aunque en el papel, era el claro favorito gracias a que 10 de sus primeras 12 reyertas terminaron por nocaut.

Fue la primera vez que se presentaba en Estados Unidos, pero no se intimidó ante un rival del calibre de López, quien posee potencia en ambas manos.

Durante los primeros episodios, Nakatani tuvo éxito manteniendo López a la raya gracias a su jab. No obstante, López fue acortando la distancia para castigar la anatomía y, a su vez, el rostro de Nakatani a medida que pasaban los asaltos. Aún así, el japonés demostró una sólida quijada y una admirable resilencia.

Al final fue López quien se impuso por decisión unánime por anotaciones de 118-110, 119-109 y 118-110.

El próximo 12 de diciembre, Verdejo tendrá la oportunidad para ver de cerca el estilo de Nakatani cuando se enfrenten en la ‘burbuja’ del MGM Grand en Las Vegas, Nevada. El boricua, de 5′9″, también estará en desventaja en cuanto a estatura, aunque no así en alcance, pues es el mismo de Nakatani.

Verdejo ha sido superior ante oponentes de menor estatura. No obstante, la historia fue distinta en el 2018 cuando enfrentó a Antonio Lozada Torres, quien mide 6′0″ y cuyo alcance que supera las 73 pulgadas. En esa ocasión, Verdejo cayó derrotado por nocut técnico en el décimo asalto. Fue su primer revés.

Desde entonces, el puertorriqueño ha ganado cuatro peleas consecutivas, la más reciente un nocaut técnico ante Will Madera en el primer asalto. Ese resultado le ha inyectado una renovada confianza a Verdejo, algo que no disfrutaba desde sus primeros años en el boxeo. Bajo la tutela del entrenador Ismael Salas, Verdejo ha dado la impresión de que va por el camino correcto.

¿Podrá Verdejo descifrar el estilo de Nakatani para mantener viva su esperanza a una futura pelea por un cetro mundial o será el japonés el responsable de descarrilar los planes del boricua? En poco más de tres semanas el veredicto será revelado.