En la foto, Ryan García en una pelea de 2019. (Isaac Brekken)

Dallas - Ryan García dijo que nunca antes había sido derribado cuando un golpe temprano envió a la estrella en ascenso a la lona en su mayor prueba hasta ahora contra Luke Campbell.

El californiano de 22 años tuvo una respuesta impresionante, sorprendiendo a Campbell con un golpe al cuerpo para ganar una pelea por el título de peso ligero del CMB con un nocaut en el séptimo asalto el sábado por la noche.

García tenía el control cuando su mano izquierda aplastó el costado derecho de Campbell y envió al peleador inglés a una rodilla en el 1:58 de la séptima. Campbell no pudo levantarse, dándole al invicto García su nocaut número 18 en 21 peleas.

Campbell (20-4) derribó a García con un gancho de izquierda en el segundo asalto, pero no conectó muchos otros golpes, mientras que García fue el peleador más agresivo hasta el golpe decisivo.

La pelea se pospuso aproximadamente un mes porque Campbell dio positivo por COVID-19. Se trasladó a Texas debido a las restricciones de coronavirus en el estado natal de García.

“Nunca me había derribado en mi vida”, expresó García, quien está igualando a su gran número de seguidores en las redes sociales con un talento para lo dramático dentro del ring. “Creo que me emocioné demasiado en el momento”, agregó.

Campbell había perdido dos peleas por el título anteriores después de ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de su casa en Londres en 2012. Fue el quinto nocaut consecutivo para García desde lo que su campamento consideró una decisión mayoritaria decepcionante sobre Carlos Morales en 2018.

“Este es el tipo de pelea en la que se hacen superestrellas”, resaltó el promotor Oscar De La Hoya. “Abajo en el tapete temprano por primera vez en su carrera, Ryan se levantó, se recuperó, derribó a su hombre y consiguió el nocaut”, agregó.

García ganó fácilmente el primer asalto antes del gancho de izquierda de Campbell a mitad de la segunda. García recuperó el control al continuar atacando y en el cuarto asalto se impuso con una combinación derecha-izquierda y una rápida respuesta a un fuerte derechazo del zurdo Campbell.

“Estaba un poco mareado con la caída, pero no estaba preocupado”, confesó García. “No está acostumbrado a seguir adelante, así que supe que tenía que cubrirme”.

Al final del quinto asalto, García envió a Campbell tambaleándose contra las cuerdas y confrontó al púgil de 33 años después de que sonó la campana. García trató de continuar donde lo dejó al comienzo de la sexta, pero retrocedió después de un comienzo agresivo.

García hizo la mayor parte del ataque, mientras que Campbell parecía contento con el contragolpe.

“Él nunca pelea si viene hacia adelante, así que sabía que retrocedería durante toda la pelea. Soy naturalmente un contragolpeador. Pero hoy demostré que puedo ser agresivo, seguir adelante y ganar”, indicó.