Kiria Tapia, a la derecha, durante su combate contra Clarice Morales, de Ohio.
Kiria Tapia, a la derecha, durante su combate contra Clarice Morales, de Ohio. (Miguel J. Rodriguez Carrillo)

La convincente demostración que ofreció Kiria Tapia en su debut como boxeadora profesional ha comenzado a rendirle frutos con ofrecimientos para otras dos peleas para marzo y junio de este año.

La medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014 viene de vencer por decisión unánime a Clarice Morales (0-1-1) en una cartelera celebrada el pasado viernes en el Kissimmee Civic Center de Kissimmee, Florida. La reyerta fue a cuatro asaltos en las 134 libras.

Eufórica todavía tras su victoria, la peleadora compartió este martes que la reyerta de junio sería en Nueva York como parte de la cartelera que se celebra en ocasión del Desfile Nacional Puertorriqueño y en la que también debe estar su compatriota Xander Zayas (15-0, 10 KO’s).

“Me acaban de notificar que están gestionando, aún no es seguro, para que pelee en marzo en Las Vegas y en junio para la Parada Puertorriqueña, ya que va a estar peleando Xander Zayas. Esos son los planes”, expresó Tapia.

“Esa pelea de junio sería, olvídate”, añadió la atleta, al referirse al tradicional espectáculo boxístico que se realiza en esa ciudad durante el fin de semana de la parada y que ha tenido como protagonistas a peleadores como el miembro del Salón de la Fama del Boxeo, Miguel Cotto.

Tapia explicó que el acuerdo que tiene con Peter Kahn es de cuatro peleas al año. De hecho, el cotizado manejador boxístico le había conseguido una pelea para octubre del pasado año que no se pudo dar porque la contrincante de la boricua no pasó los exámenes médicos.

La deportista de 33 años comentó que sus próximas peleas serán en las 132 libras, pues es el peso que ha hecho por los últimos 12 años. La meta es poder bajar a las 130.

“Yo llevo muchos años en las 132. Me sentí normal en las 134, pero ese es mi peso”, estipuló.

Asombrada con el apoyo masivo

Al rememorar las sensaciones del día de la pelea, Tapia reconoció que se sintió asombrada por el apoyo que recibió del público, que llegó al recinto donde se realizó la cartelera a apoyarla y que la reconocía desde su época como aficionada.

“Este debut fue algo bien impresionante. Es algo que se va a quedar marcado para toda mi vida. Hubo muchas emociones, muchos encuentros con las personas que me quieren y que me apoyan desde que comencé en este deporte. Me encontré con gente que no veía hace más de 12 años”, contó.

“Me sorprendió. Yo sabía que las personas me iban a respaldar, pero no sabía que eso iba a estar muy lleno. No sabía que podía mover fanaticada o llenar (el Kissimmee Civic Center)”, comentó. “Uno pelea en una esquina y van dos o tres personas. Pero ahora estaba lleno”, añadió Tapia.

En cuanto a lo que pudo conversar con los organizadores de la cartelera, dijo que también se mostraron satisfechos con su demostración y su poder de convocatoria.

“Mi pelea era una de las primeras y la movieron porque vieron el movimiento de toda la fanaticada. En cuanto me bajé del ring, la fanaticada salió rápido. Todos estaban bien contentos de haberme tenido en la cartelera. Todos los comentarios han sido positivos”, articuló.

“Me dijeron que fui de menos a más. Empecé los primeros asaltos más o menos y cerramos duro, y eso fue lo más que les gustó”.

💬Ver comentarios