El uruguayo Matías Viña, a la derecha, y el coreano Lee Kang-in se enfrentan por el control del balón.
El uruguayo Matías Viña, a la derecha, y el coreano Lee Kang-in se enfrentan por el control del balón. (Alessandra Tarantino)

Al Rayán, Catar - Uruguay no pudo encontrar la senda del gol y se tuvo que conformar el jueves con un empate 0-0 ante Corea del Sur en su estreno en la Copa Mundial Catar 2022.

Diego Godín al final del primer tiempo y Federico Valverde en la agonía del encuentro tuvieron las ocasiones más claras de la Celeste, pero sus remates se estrellaron en los palos.

Uruguayos y surcoreanos animaron un partido de mucha velocidad y dominio compartido hasta el silbato final. Son Heung-min, la figura y capitán de Corea del Sur, también tuvo una clara oportunidad a poco de la conclusión en un remate que se fue ligeramente desviado.

Luis Suárez, quien disputa su cuarto Mundial seguido con Uruguay, nunca entró en ebullición. Darwin Núñez, el otro atacante en el once titular celeste, tampoco puedo gritar su primer tanto en su debut en la cita mundilista.

Ambas selecciones suman un punto en el Grupo H, donde más tarde se miden Portugal y Ghana.

Luis Suárez, de Uruguay, le saca ventaja a Kim Jin-su, de Corea del Sur, y logra cabecear el balón.
Luis Suárez, de Uruguay, le saca ventaja a Kim Jin-su, de Corea del Sur, y logra cabecear el balón. (Martin Meissner)

“No pudimos salir con claridad desde atrás”, comentó Godín, quien con 36 años y 281 días se convirtió en el jugador uruguayo de mayor edad que disputa un Mundial. “Abusamos del pelotazo largo para encontrar la profundidad”.

Godín, Suárez, Edinson Cavani y Martín Cáceres jugaron en el estadio Education City de Al Rayán para cumplir su cuarta participación consecutiva en un Mundial.

Fue el cuarto partido de lo que va de la primera ronda del torneo que acaba sin goles.

“Empatar contra un equipo tan poderoso como Uruguay genera satisfacción”, dijo Son.

A Uruguay le costó carburar en los primeros tramos del partido ante el despliegue explosivo del conjunto asiático, muy peligroso cuando atacó por los bandas.

No fue hasta después del primer cuarto de hora cuando Uruguay logró crecer desde el fondo. Desde allí generó su primera llegada de peligro en un pase de profundidad de José María Giménez que Valverde logró conectar desde la media luna del área, mandándola peligrosamente por encima del arco defendido por Kim Seung-gyu.

Corea del Sur volvió a tomar las manijas y en una llegada por las bandas tuvo la más clara cuando Hwang Ui-jo conectó de primera un centro desde la derecha frente al arco de Sergio Rochet.

Los uruguayos sufrían cada subida de los surcoreanos. También le costó elaborar jugadas desde la medular con Valverde y Rodrigo Bentancur.

Para la última media hora, el técnico uruguayo, Diego Alonso, trató de oxigenar la delantera cuando mandó a Cavani por Suárez.

💬Ver comentarios