Cristiano Ronaldo saluda en el acto en que se le presentó como nuevo jugador del Al Nassr en Riad.
Cristiano Ronaldo saluda en el acto en que se le presentó como nuevo jugador del Al Nassr en Riad. (Amr Nabil)

Riad — El nuevo técnico de Cristiano Ronaldo habló de la sorpresa que se llevó el martes, cuando llegó a una sala repleta de reporteros.

“Normalmente después del partido hay tres o cuatro periodistas. Hoy no sé qué pasó”, dijo Rudi García, estratega francés del Al Nassr, en una conferencia de prensa para presentar al fichaje estelar del club saudí.

Desde luego, lo dijo en broma, y provocó las risas de los presentes.

“¡Es una nueva era!”, exclamó el conductor de noticiarios Weam Al Dakheel, quien durante el acto hizo todas las preguntas a Cristiano, a García y al presidente del Al Nassr, Musalli Almuammar, pese a que había un centenar de periodistas en el recinto.

La llegada de Cristiano, con un contrato por dos temporadas y media que según distintos reportes le redituaría $200 millones al año, colocará una atención sin precedentes del mundo del fútbol sobre el Al Nassr y la Liga Saudí Pro.

Pero en su primera conferencia de prensa, no fue posible hacer preguntas directas a Cristiano. La única interacción de varios presentes con el astro consistió en aplaudirlo.

Hubo también gritos de “te amo, Cristiano” y gestos semejantes a su celebración conocida como “Siúuu”.

Fue una presentación controlada a detalle por un equipo de relaciones públicas, el cual se cercioró de que nada se saliera del libreto.

Hubo algo que no pudieron prever: el astro se confundió de país cuando dijo: “Para mí, venir a Sudáfrica no es el final de mi carrera”.

Será fascinante ver si la fama de Cristiano despierta interés en el fútbol saudí, más allá de sus primeras semanas en el país.

El crack luso tiene 528 millones de seguidores en Instagram, más que cualquier otro individuo en el mundo.

Y ello ha tenido ya efecto en la cuenta del Al Nassr, cuyo número de seguidores ha subido de 1.2 millones a 8.9 millones desde la semana pasada, cuando anunció su fichaje. La cifra crecerá seguramente más.

Almuammar está convencido de que el acuerdo valdrá la pena.

“Mucha gente habló de financiación. Hoy que tenemos a un gran astro como Ronaldo en el Al Nassr no necesitamos tal financiación”, recalcó.

“Tenemos demasiados patrocinadores que trabajarán cerca de nosotros en los próximos años, y que auspician este gran acuerdo, y tendremos más ingresos en lo comercial y en lo económico, algo que es importante para la liga y los clubes de fútbol de Arabia Saudí”.

Almuammar no confirmó el valor del contrato de Cristiano. Sin embargo, consideró “normal que él vaya a recibir el más grande en términos de costo y salario”.

El fichaje, uno de los más sorpresivos en la historia del fútbol, ha generado dudas sobre los motivos para pactarlo por parte de Cristiano y de Arabia Saudí, en medio de acusaciones de que el país sigue usando el deporte para “lavar” su imagen en todo el mundo.

El Fondo Saudí de Inversiones Públicas encabezó en 2021 la toma de acciones del Newcastle de la Liga Premier. El martes, el técnico del club inglés Eddie Howe dijo que “no son ciertos” los reportes de que había una opción para recibir a préstamo a Cristiano si el conjunto se clasificaba a la próxima edición de la Liga de Campeones.

Hay también especulaciones de que Arabia Saudí podría lanzar su candidatura para organizar el Mundial de 2030.

El fichaje de un jugador considerado entre los mejores de la historia sería otro paso significativo para aumentar la influencia del país sobre el mundo del fútbol.

Cristiano dijo que el reto de una nueva liga motivó su llegada a Arabia Saudí. Pero también busca cambiar la impresión que hay en todo el mundo sobre el fútbol de este país.

“Sé que la liga es muy competitiva. La gente no sabe eso, pero yo sí porque vi muchos partidos”, declaró.

Sin embargo, la decisión parece un paso atrás para un futbolista que ha ganado cinco veces la Liga de Campeones y que acumula en sus vitrinas cinco Balones de Oro.

Ahora espera conquistar otro trofeo. Al Nassr es actual líder de la liga.

La factura total de 701 goles de Cristiano debería abultarse durante su estadía en Arabia Saudí, pese a que no ha podido encontrar su mejor forma en la presente campaña.

Para los miles de personas que acudieron el martes al Mrsool Park, la casa de Al Nassr, lo único importante era mirar de cerca a su ídolo deportivo.

Incluso durante una noche lluviosa y fría en Riad, las carreteras cercanas al inmueble lucieron repletas. Los seguidores del club se aglomeraron en las puertas, esperando pacientemente para ingresar, como si fuera un día de partido.

Cristiano, en tanto, recibió una bienvenida más bien propia de una estrella de cine. Descendió de un vehículo Range Rover blanco con los cristales polarizados, iluminado por los innumerables destellos de las cámaras.

Se proyectó su imagen en el exterior del estadio. Las luces estroboscópicas se sumaron a los efectos especiales.

Con un traje gris de tres piezas y una corbata azul, el deportista portugués avanzó con aplomo hacia la conferencia de prensa, entre aplausos. Luego, ocupó su lugar.

“Estoy muy orgulloso de tomar esta gran decisión en mi vida. En Europa mi trabajo está hecho. Lo gané todo y jugué con los clubes más importantes de Europa. Éste es un nuevo reto”, manifestó Cristiano.

Más tarde, vistió la camiseta amarilla y azul de su nueva escuadra y se reunió con sus compañeros. Ingresó en la cancha, entre cánticos que recitaban su nombre, fuegos artificiales y una humareda.

En esta foto de archivo, Cristiano Ronaldo festeja la victoria del Real Madrid en la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid.
En esta foto de archivo, Cristiano Ronaldo festeja la victoria del Real Madrid en la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid. (Manu Fernandez)

Una mirada a la carrera de Cristiano Ronaldo

A continuación, un vistazo a la carrera de Cristiano Ronaldo en cada uno de sus clubes, un día después de su presentación como nuevo jugador del Al Nassr de Arabia Saudí.

SPORTING (2002-03)

A los 12 años, Cristiano salió de la isla de Madeira con destino a Lisboa, para probarse con el Sporting. Se incorporó a la academia del club y al cumplir 16 años entrenaba ya con el primer equipo.

El extremo, entonces delgaducho pero ya talentoso, debutó a los 17 años en la máxima categoría y se ganó la admiración de los clubes europeos durante su única campaña completa en el Sporting (2002-2003), en la que consiguió cinco goles y puso los pases para otros cinco. A la pretemporada siguiente, el Manchester United visitó al Sporting en un encuentro para inaugurar el estadio del club portugués.

La actuación de Cristiano fue estupenda —atormentando al extremo John O’Shea—, a tal grado que los jugadores del United instaron a su técnico Alex Ferguson a buscar su contratación. Cristiano fue presentado incluso en el vestuario del United después del partido.

Una semana después, había firmado con los Red Devils por $12.25 millones ($14.75 millones al tipo de cambio actual).

MANCHESTER UNITED (2003-09)

Fue durante su primera etapa en el United cuando Cristiano se convirtió en una superestrella. Pasó de ser un extremo talentoso pero errático para consolidarse como un delantero productivo y temible que anotó 118 goles en 292 partidos dentro de todas las competiciones. Con ello, ayudó a que el United se coronara en la Liga Premier durante tres campañas consecutivas, de 2007 a 2009, igualando el logro de 1999-2001.

Ganó asimismo la Liga de Campeones en 2008, anotando el único tanto de su equipo en la final que terminó empatada 1-1 antes de que el Man U triunfara por penales. Cristiano obtuvo el primero de sus trofeos al mejor jugador del orbe en 2008, luego de una campaña 2007-2008 en la que anotó 42 dianas en las distintas competencias.

Para entonces, se le vinculaba con el Real Madrid. Permaneció en el United una temporada más, durante la que ayudó a conseguir el doblete de Premier-Copa de Liga.

REAL MADRID (2009-18)

Contratado por una cifra récord de 80 millones de libras (131 millones de dólares de aque entonces), Cristiano ganó más trofeos y fama en estos nueve años, que definieron la rivalidad con el argentino Lionel Messi, entonces astro del Barcelona. Tan productivo fue el portugués, quien jugó principalmente como centro delantero, que promedió más de un tanto por encuentro —450 en 438— par convertirse en el máximo goleador en la historia madridista.

Superó la marca de 40 goles en ocho de sus nueve campañas, llegando a 60 en dos. Conquistó la Liga de Campeones en 2014, 16, 17 y 18, junto con dos cetros de La Liga y los Balones de Oro en 2013, 14, 16 y 17, en medio de un periodo de excelencia que lo colocó entre los mejores futbolistas de la historia.

JUVENTUS (2018-21)

Con el afán de comenzar una “nueva etapa” en su carrera, en un periodo en que él y otros jugadores destacados en España eran acusados de fraude fiscal, Cristiano buscó otra transferencia multimillonaria, esta vez a la Juventus por 112 millones de euros ($131.5 millones en aquellas fechas). Fue un monto récord para la liga italiana, donde el portugués siguió haciendo goles, con 101 en 134 apariciones, para ser el líder anotador en dos de sus tres campañas.

Pero jamás ganó la Liga de Campeones con la Juve, si bien fue ahí donde superó a Messi en la tabla de goleadores del máximo certamen europeo. Se coronó además dos veces en la liga italiana, en 2019 y 20.

MANCHESTER UNITED (2021-22)

“He vuelto al lugar al que pertenezco”, escribió Cristiano luego de pactar su retorno repentino e inesperado al United, en medio de supuestas muestras de interés por parte del acérrimo rival Manchester City. Un pago de 15 millones de euros ($17.75 millones de entonces) a la Juve parecía una ganga para el United, que veía a Cristiano como el jugador que lo llevaría a su primer título de la Premier desde 2013 y a recuperar su sitio entre los grandes de Europa.

Nada resultó así. Cristiano siguió haciendo goles —dos en su primer partido y 24 en las distintas competiciones, incluidos tripletes en duelos consecutivos de liga como local—, pero la reducción en su movilidad y capacidad de trabajo afectaron al United, que finalizó sexto en la campaña 2021-22, extendiendo a un lustro su sequía de trofeos.

El astro se perdió el comienzo de esta campaña, tras volver con demora a las prácticas por lo que se describió como “razones personales”. En esencia, quería salir porque el United no se había clasificado a la Liga de Campeones.

Comenzó entonces una agria disputa con el nuevo técnico Erik ten Hag, que lo relegó a la suplencia. Una entrevista explosiva con el periodista Piers Morgan antes del Mundial fue el principio del fin. Una semana después, el contrato estaba rescindido.

💬Ver comentarios