En esta imagen de archivo, el futbolista brasileño Dani Alves escucha una pregunta durante una conferencia de prensa antes de un partido del Grupo G del Mundial de Qatar entre Brasil y Camerún, en Doha, Qatar, el 1 de diciembre de 2022.
En esta imagen de archivo, el futbolista brasileño Dani Alves escucha una pregunta durante una conferencia de prensa antes de un partido del Grupo G del Mundial de Qatar entre Brasil y Camerún, en Doha, Qatar, el 1 de diciembre de 2022. (The Associated Press)

Barcelona — Dani Alves, uno de los futbolistas más exitosos y carismáticos del mundo, fue arrestado el viernes, acusado de agredir sexualmente a una mujer en España.

El veterano lateral brasileño, quien militaba en el club mexicano Pumas, fue llevado a una prisión cerca de Barcelona en una camioneta policial, luego que un juez le negó la libertad bajo fianza.

La agresión ocurrió supuestamente el 31 de diciembre en un exclusivo club nocturno del centro de Barcelona, informó la policía a The Associated Press.

Alves negó haber cometido delito alguno días antes de su arresto.

El exastro del Barcelona quedó bajo custodia tras responder a un citatorio policial estando en España. Fue escoltado luego en un vehículo de las autoridades al juzgado.

Los fiscales estatales habían pedido que se le retuviera sin derecho a fianza, y un juez accedió, luego que se le fijaron cargos de agresión sexual y de varias horas de testimonios por parte del propio jugador, la presunta víctima y un testigo, informó la corte.

A menos que esa decisión se revierta mediante una apelación, Alves seguirá detenido hasta el juicio, en una fecha aún sin determinar.

Alves firmó en julio con Pumas. El club mexicano anunció el viernes que había rescindido de inmediato su contrato.

Leopoldo Silva, presidente de Pumas, dijo que el equipo no podía mantener a Alves en el plantel.

“El club Universidad Nacional es una institución que promueve el respeto, el comportamiento íntegro, digno y profesional, dentro y fuera de la cancha de sus jugadores y jugadoras, pues son un modelo a seguir en la sociedad, en México y en cualquier lugar del mundo”, enfatizó Silva al leer un comunicado. “No podemos permitir que la conducta de una persona perjudique nuestra filosofía de trabajo que ha sido ejemplo a lo largo de la historia en la formación y desarrollo de jóvenes deportistas en nuestro país”.

En España, el delito de agresión sexual abarca desde toqueteos no solicitados ni deseados hasta violación. La policía y la oficina de prensa de la corte indicaron que no podían ofrecer más detalles sobre el caso.

La violación puede ser castigada con penas de hasta 15 años de prisión bajo una ley aprobada el año pasado.

Alves negó las acusaciones la semana pasada en un video que envió a la televisora española Antena 3. Aunque reconoció que fue a bailar al club la noche de la supuesta agresión sexual, aseguró que no conocía a la mujer y siempre fue “respetuoso” de los demás.

“Yo estuve en ese sitio, estuve con más gente disfrutando”, dijo. “Todo el mundo que me conoce sabe que me gusta bailar. Disfrutando, pero sin invadir el espacio de los demás. Siempre respetando el entorno”.

A sus 39 años, Alves es uno de los futbolistas más laureados de la historia del fútbol. A lo largo de su dilatada carrera ha ganado títulos en clubes de élite como Barcelona, Juventus y París Saint-Germain.

Ayudó a que Brasil ganara dos veces la Copa América, en 2007 y 2019, además de conseguir un oro olímpico a los 38 años.

Conocido por su juego creativo en el campo, así como por su ingenio y amor por la moda fuera de éste, el lateral derecho ha sido una de las personalidades principales del fútbol durante más de una década.

El defensa fue una pieza clave en los años dorados del Barça: entre 2008 y 2016 controló la banda derecha del equipo junto a Lionel Messi. Ganó tres veces la Liga de Campeones con el club catalán, al que se regresó brevemente la temporada pasada.

En diciembre, jugó en su tercer Mundial, el único torneo relevante que no ganó jamás.

💬Ver comentarios