Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Familiares de los jóvenes futbolistas que fallecieron hace un año en un incendio que arrasó con un centro de entrenamiento del equipo brasileño de Flamengo, rezan afuera del complejo en Río de Janeiro. (AP / Silvia Izquierdo)
Familiares de los jóvenes futbolistas que fallecieron hace un año en un incendio que arrasó con un centro de entrenamiento del equipo brasileño de Flamengo, rezan afuera del complejo en Río de Janeiro. (AP / Silvia Izquierdo)

Río de Janeiro, Brasil — Cuando Marília de Barros Silva se enteró de que el popular equipo brasileño Flamengo había fichado a un futbolista por casi $18.6 millones, sintió tristeza, pero también resentimiento.