Hinchas del Liverpool celebran el campeonato de la Liga Premier a las afueras del Anfield Stadium. (AP)
Hinchas del Liverpool celebran el campeonato de la Liga Premier a las afueras del Anfield Stadium. (AP)

Liverpool  — El flamante campeón inglés Liverpool condenó la conducta de algunos de sus seguidores que se congregaron en la ciudad para festejar el título nacional, que el club no había podido conquistar en 30 años.

La policía de Merseyside emitió una orden de dispersión en el centro de Liverpool el viernes por la noche. Ello permitió que las autoridades intervinieran para ahuyentar a la multitud que se había reunido ante el conjunto de edificios conocido como Pier Head, luego que parte del Liver Builing se incendió en medio de las celebraciones pese a la pandemia de coronavirus.

Varios videos que circularon en las redes sociales mostraron el momento en que un cohete alcanza el emblematico inmueble, uno de cuyos dueños es Farhad Moshiri, accionista mayoritario del Everton, acérrimo rival del Liverpool.

El club, el concejo de Liverpool y la policía de Merseyside emitieron el sábado un comunicado conjunto.

“Varios miles de personas se presentaron en Pier Head el viernes 26 de junio, y algunos prefirieron ignorar los parámetros de distanciamiento social y poner en riesgo la seguridad pública. Nuestra ciudad está todavía en una crisis de salud pública, y este comportamiento es totalmente inaceptable”, sentencia el comunicado.

“Cuando sea seguro hacerlo, trabajaremos juntos para organizar un desfile de la victoria, en el que todos puedan unirse para celebrar".

Cuatro camiones de bomberos fueron enviados al Liver Building, donde extinguieron un incendio en un balcón, dijo un vocero del servicio de rescate de Merseyside. El piso del balcón resultó dañado.

Jon Roy, subjefe de policía de Merseyside, dijo que dos agentes requirieron de atención médica por botellazos en la espalda, cuando trataban de ayudar a la víctima de una agresión entre una muchedumbre en Pier Head.

Roy dijo que, después, un centenar de personas lanzaron vasos y botellas contra la policía antimotines, que trataba de impedir algunos desórdenes en el centro de la ciudad.

De acuerdo con Roy, hubo “numerosos hechos realmente violentos y absolutamente inaceptables en todo el centro de la ciudad”.

Quince personas fueron arrestadas por desórdenes públicos y un hombre por presunta agresión, dijo Roy.